• viernes, 19 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

FÚTBOL SALA

Graves altercados en la grada provocan la retirada de un equipo navarro en La Rioja

El presidente del club ribero denuncia agresiones, insultos y lanzamiento de bebidas a los aficionados llegados desde Cintruénigo.

Equipo Cintruénigo FS en el pabellón de la localidad riojana de Ribafrecha. @fedriojafutbol
Equipo Cintruénigo FS en el pabellón de la localidad riojana de Ribafrecha. @fedriojafutbol

El Cintruénigo FS de la tercera división del fútbol sala tuvo este sábado una muy mala experiencia en el partido de vuelta por el ascenso a la Segunda división B, que se disputó en la localidad riojana de Ribafrecha.

El equipo navarro afrontaba este encuentro con tres goles de desventaja, después de caer (3-6) en el partido de ida que se jugó el pasado fin de semana en Cintruénigo.

Los de Cintruénigo empezaron muy bien el partido ganando 0-2 buscando la remontada en la pista riojana. Llegaron al descanso con ventaja (2-3). No obstante, con 4-4 en el marcador y a falta de siete minutos decidieron retirarse al vestuario.

El motivo de esta decisión fueron los graves altercados en la grada entre aficionados de los dos equipos con el pabellón riojano lleno hasta la bandera. Los jugadores de Cintruénigo abandonaron el pabellón del polideportivo municipal de Ribafrecha como protesta.

En contacto con el presidente del Cintruénigo FS, Raúl Pérez, que acudió al partido, explica que el equipo navarro pidió en los días previos al encuentro que se personara la Guardia Civil en el pabellón de Ribafrecha, ya que en el partido de ida acudieron aficionados riojanos "que dejaron bastante que desear bebiendo y fumando en el interior del recinto deportivo, algo que no está permitido por lo menos en Navarra".

Al llegar al pabellón riojano observaron la misma situación y lo comentaron con la Guardia Civil que estaba presente "pero no hicieron nada. No actuaron". Se dio la circunstancia que la afición navarra, entre 100 y 120 personas, "con familiares, novias de jugadores y chavales de base del Cintruénigo FS nos colocaron en la grada debajo de los aficionados locales más extremos".

La tensión fue subiendo en la segunda parte y a partir del 4-4 conseguido por el Ribafrecha "nos tiraron bebidas, comenzaron los rifi rafes y empujones. Nos decían de todo". Tal fue el tumulto que la Guardia Civil avisa a los árbitros para que se detenga el partido. Los jugadores navarros se acercan a la grada para interesarse por sus familiares que están en la grada "y tomamos la decisión de irnos a los vestuarios", ha asegurado el presidente.

"A partir de ese momento la situación ya fue incontrolable y va a peor. La Guardia Civil escolta a nuestra afición y jugadores fuera del pabellón, donde hay empujones, patadas, insultos. Se armó una gresca y hubo de todo. Las mujeres llorando, a un jugador le apedrearon, hay cargas policiales. Fue surrealista", señala el máximo responsable del equipo navarro.

El presidente del Cintruénigo FS asegura que se ponen en contacto con la FNF "y nos dijeron que si estaba en riesgo la integridad física de jugadores y afición que abandonemos la localidad, y así lo hicimos. Todos para casa". 

Por si fuera poco, "hubo también insultos racistas a dos jóvenes jugadores nuestros que son marroquís. Les decían puto moro. Moro vete a tu país. Se lo dijimos a los árbitros y no nos hicieron caso. La Guardia Civil pidió refuerzos y aparecieron siete u ocho patrullas para hacer un cordón y que pudieramos volver a casa", concluye el presidente del equipo navarro.

El club navarro está recabando informes médicos de algunos aficionados "que tuvieron que ir al hospital por agresiones", y queda a la espera del informe de la Guardia Civil que se enviará a la RFEF.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Graves altercados en la grada provocan la retirada de un equipo navarro en La Rioja