• jueves, 25 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

POLÍTICA

Detectan ahora una peligrosa bacteria en la planta navarra que recibió vertidos ilegales

Si bien ha indicado que los análisis hechos hasta el momento confirman que no existe toxicidad.

Instalaciones de Ecofert Sansoain en Artajona, la empresa que ha recibido los residuos ilegales. ECOFERT
Instalaciones de Ecofert Sansoain en Artajona, la empresa que ha recibido los residuos ilegales. ECOFERT

La directora general de Medio Ambiente de Navarra, Ana Bretaña, ha comunicado en comisión parlamentaria la existencia de la peligrosa bacteria E.coli en los lixiviados de la planta de Ecofer de Artajona, si bien ha indicado que los análisis hechos hasta el momento confirman que no existe toxicidad y que esta bacteria no está presente en el compost final.

Como se recordará la planta estuvo recibiendo restos lixiviados (residuos líquidos) desde Guipúzcoa, enviados por el Gobierno Vasco a la planta de generación de fertilizantes y compost de Artajona.

Según ha trasladado, los análisis realizados en la caracterización del lixiviado en febrero de este año han revelado la “presencia de E.coli en la balsa de Ecofer”, si bien ha aclarado que esta bacteria “no tiene un componente de toxicidad” pero sí “relevancia en prevención de riesgos laborales” y por ello se han puesto en contacto con la empresa para que tome las medidas correspondientes.

Desde los laboratorios, según ha añadido, han explicado que este E.coli hace pensar en que “hay un procedimiento negligente en el compostaje que en ocasiones viene derivado de una excesiva presencia de humedad que no permite que el compostaje se higienice de manera correcta”.

Esta caracterización, ha explicado, es un proceso muy largo que todavía no ha culminado y a día de hoy solo disponen de los análisis que detectan qué cantidad de sustancias existen y “no parece que haya nada alarmante”.

A través de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, ha indicado, se han realizado también ensayos con el producto final en ambas plantas y “en ninguno de las dos se detecta ninguna toxicidad” y no se encuentra salmonela ni E.coli, lo que ratifica la no existencia de toxicidad.

Asimismo, ha informado, se ha llevado a cabo un operativo de control coordinado entre Policía Foral y Guarderío de Medio Ambiente controlando que no están llegando materiales no autorizados y que está controlado el nivel de las balsas sin que haya alternaciones significativas.

El problema de esta recepción de lixiviados por parte de la planta de Artajona, ha explicado, no se deriva de que su potencial peligroso puesto que son “residuos urbanos domésticos” en los que “la presencia de sustancias peligrosas es muy baja o inexistente”, sino a que Ecofer no tiene autorización para recibir estos residuos y debe garantizar en su balsa una capacidad suficiente.

El consejero ha querido aclarar que “la actuación del departamento no nace como consecuencia de una denuncia que se produce por organizaciones civiles” sino que “a principio de año se le había notificado ya a la empresa que dejara de recibir lixiviado líquido” observándose en una segunda visita que seguía incumpliendo.

Por UPN Miguel Bujanda ha cuestionado la intervención aludiendo a la existencia de análisis que dicen que los residuos “son muy tóxicos” y ha criticado la “desidia” que demuestra el ejecutivo con su inacción ante un problema que han reconocido que conocían.

Desde EH Bildu Adolfo Araiz ha defendido que ante un caso “problemático” como este procedente de un proceso industrial de una incineradora “lo menos que tenía que haber hecho la empresa es pedir una caracterización del residuo” y ha insistido en que existen informes previos en los que se afirmaba que sí había toxicidad.

Para Irene Royo, del PP, da la sensación de que “el Gobierno de Navarra está encubriendo una mala gestión del Gobierno Vasco” y existen “indicios para pensar que tenían información y no fueron lo suficientemente diligentes y rigurosos”.

Carlos Guzman (Contigo Zurekin) ha considerado que “el Gobierno ha estado realizando una gestión seria y diligente” y ha defendido que este caso “es uno de los máximos exponentes de la irresponsabilidad empresarial en el marco capitalista.

Por su parte Emilio Jiménez, de Vox, ha señalado que “ha habido una mala praxis de esa empresa” y ha estimado que la administración debería estar “mucho más encima” quedando a su parecer demostrado que “ha habido una falta de coordinación entre administraciones”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Detectan ahora una peligrosa bacteria en la planta navarra que recibió vertidos ilegales