• viernes, 21 de junio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN 2023

El producto milagroso que ya cubre las calles del encierro: las zonas en las que se ha esparcido

Una solución química tratará de impedir que los toros resbalen en las zonas más peligrosas del recorrido del encierro.

Operarios de una empresa especializada esparcen el antideslizante sobre el recorrido del encierro. CEDIDA
Operarios de una empresa especializada esparcen el antideslizante sobre el recorrido del encierro. CEDIDA

El recorrido del encierro de Pamplona ultima sus preparitivos de cara a estar en perfecto estado de revista antes de la primera carrera de estas fiestas de San Fermín. En la noche de este lunes a este martes, a las 23:00, a escasas 80 horas del primer encierro, los operarios de la empresa Pavitec han extendido sobre adoquines y losetas el líquido antideslizante que tratará de evitar los resbalones de las pezuñas de los toros.

Una decena de empleados, acompañados de una furgoneta que cargaba los bidones con 1.500 litros de líquido antideslizante han procedido, ayudados por cepillos, a extender esta solución química que, hasta la fecha, se demostrado eficaz en su propósito de minimizar los riesgos del encierro como consecuencia de lo escurridizo del piso para las manos de los animales.

Los operarios han puesto especial empeño en fijarlo sobre las zonas donde tradicionalmente los toros resbalaban con más facilidad, es decir en los tramos con pendiente más pronunciada, es decir, en la cuesta de Santo Domingo, en la curva a izquierda que conforma el final de la cuesta, la plaza Consistorial y el comienzo de la calle Mercaderes, y especialmente en la curva de Mercaderes con la Estafeta, un giro a la derecha de algo más de 90 grados que provocaba que las manadas se estamparan tras resbalar contra el vallado, casi por norma.

La novedad de este año ha sido el esparcido, a peticiónd e los pastores del encierro, en la salida de los Corralillos del Gas, de donde cada noche de San Fermín, salen los tores que participarán en el encierro de la mañaña siguiente para ser conducidos hasta los corrales de Santo Domingo. Los pastores han considerado que era necesario también evitar resbalones y minimizar el riesgo de que un toro se gire en esa zona, dado el ímpetu con el que arrancan la carrera desde la Rochapea.

Con estos 1.500 litros se han cubierto alrededor de 1.700 metros cuadrados de pavimento, a razón de aproximadamente un litro (0,8 l.) por metro cuadrado tratado, que producirán una reacción que libera en la parte silícea del pavimento los microporos que a lo largo del año se ven embozados por la suciedad o el pulido de las máquinas de limpieza.

Esos poros, una vez libres, son los que producen el llamado “efecto ventosa” que permite el mejor agarre de las pezuñas del animal y que funciona especialmente bien en el caso de que el pavimento esté mojado. Eso contribuye a evitar la caída de las reses y la fragmentación de las toradas, incrementando la velocidad de la carrera para, en definitiva, minimizar su peligrosidad.

Así pues, a expensas de que el material se seque y se fije al suelo del trazado de la carrera, sólo quedaría la instalación del doble vallado en aquellos puntos en los que por necesidades del tráfico, o del tránsito peatonal no se ha podido todavía colocar. Será la misma mañana del día 7, cuando los trabajadores de la carpintería de los Hermanos Aldaz, de Puente la Reina, terminen de colocar los tablones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El producto milagroso que ya cubre las calles del encierro: las zonas en las que se ha esparcido