• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 19:17
 
 

SAN FERMÍN

La familia de Pamplona con más voluntarios en la tómbola de San Fermín: "Es nuestra segunda casa"

Los padres, una hija y dos nietos forman parte del grupo de cien personas que dedican su tiempo libre a trabajar para Cáritas.

Emilio, Izaskun y Amparo posando en la tómbola de Cáritas en Pamplona. Navarra.com
Emilio, Amparo y su hija Izaskun posando en la tómbola de Cáritas en Pamplona. Navarra.com

El matrimonio formado por Amparo Goñi y Emilio Relloso acumula 17 años colaborando como voluntarios en la tómbola de Cáritas de San Fermín en Pamplona. A ellos se ha unido recientemente su hija Izaskun, que cumple en 2024 su segundo año de voluntaria, e incluso dos nietos de 20 y 18 años.

Esta familia de Pamplona forma parte de los casi cien voluntarios que acuden a la tómbola en su tiempo libre para vender boletos, todos a 1 euro, o bien entregar premios. Lo hacen por turnos de dos horas: de 10 a 12 horas, de 12 a 14 horas, y por la tarde de 17 a 19 horas y de 19 a 21 horas.

Amparo Goñi Huarte es una pamplonesa que se jubiló de forma anticipada en Telefónica y lleva 17 años de voluntaria en la tómbola: "Empecé vendiendo boletos y me encantaba. Luego entré en la junta de compras y controlaba los premios especiales, además de organizar los turnos".

Estuvo primero ocho años vendiendo boletos y el resto en la zona de los premios: "Me lo pasaba y me lo paso bomba. Lo que a mi me han inculcado es que estamos de cara al público y tenemos que ser la imagen de Cáritas. Hay que ser agradable y tratar bien al personal".

"Siempre he dicho que Cáritas es nuestra segunda casa y la cuido como se fuera mía. Hay que organizar los turnos, que a veces es muy complicado los fines de semana. De lunes a viernes estamos bastantes, aunque cada uno viene cuando puede. De 19 a 21 horas es cuando más gente viene", señala Amparo.

"Estoy muy contenta hasta que me jubilen del todo. Me gusta mucho la tómbola y también colaboro con Cáritas de mi barrio. Me encanta". En cuanto a los premios, que ha dado, señala: "No he tenido la suerte de dar el coche, pero sí motos, televisiones, bicicletas y cosas así".

Lo que más ha cambiado en estos años "es el personal. Cuando yo entré tenían otras costumbres y todo ha ido cambiando para mejor. Echamos en falta la antigua tómbola que tenía muchos años, estaba deteriorada, pero la actual es más moderna", afirma Amparo.

En cuanto al público actual: "Ahora vienen los hijos de mi generación. Vienen estudiantes, colegios y nos encanta que les toquen premios". Recuerda que su familia también colabora: "Mi marido Emilio entró de voluntario un año después que yo y está en la zona de venta de boletos".

Además, también colabora su hija Izaskun desde el año pasado, e incluso dos nietos: "Yo sigo encantada porque además ahora acabo de venir de la peregrinación a Lourdes con los enfermos. El estar haciendo cosas sin parar me anima y me da más fuerzas si cabe", concluye Amparo Goñi.

Emilio Relloso Rodríguez es natural de Bilbao pero lleva más de 50 en Pamplona, asegura: "Llevo muchos años y estoy contento. Me animó Amparo. Estoy desde el principio en la zona de venta de boletos. Yo suelo coger el turno de tarde hasta las 21 horas. Muy bien. No hay queja ninguna y de mi tampoco tienen".

En cuanto a la presencia de su hija Izaskun como voluntaria, explica: "Es necesario que venga gente joven y que haya un cambio. Mi hija empezó el año pasado, le gustó y ahí está. Que los nietos colaboren es más importante. Tienen vacaciones y vienen a echar una mano cuando pueden", concluye Emilio.

Como novedad en esta edición, Cáritas ha decidido realizar una encuesta en la propia tómbola con el objetivo de "identificar áreas de mejora" para las próximas ediciones con datos como la asistencia, los horarios o cuántos premios se entregan a la hora. La intención es "obtener datos de la tómbola y sacar conclusiones".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La familia de Pamplona con más voluntarios en la tómbola de San Fermín: "Es nuestra segunda casa"