• lunes, 22 de julio de 2024
  • Actualizado 15:53
 
 

SAN FERMÍN

La 'otra' procesión de San Fermín en Pamplona, que terminó prohibida por el alcalde

Los clientes de una taberna del casco viejo comenzaron una tradición a la que se sumó hasta la banda de música 'La Pamplonesa".

Procesión de 'Casa Barón' durante las fiestas de San Fermín. Libro 'Historia de los Sanfermines' de José Joaquín Arazuri.
Procesión de 'Casa Barón' durante las fiestas de San Fermín. Libro 'Historia de los Sanfermines' de José Joaquín Arazuri.
La procesión de San Fermín tiene lugar cada 7 de julio por la mañana en Pamplona, con gran solemnidad. Es una de las tradiciones más arraigadas de las fiestas de la capital navarra, ya que sus orígenes se remontan al siglo XII.

La procesión tomará de nuevo las calles de Pamplona en las fiestas de San Fermín 2024. Junto a ella, la ciudad conserva otras dos ceremonias religiosas más en culto a San Fermín: las vísperas y la octava. 

La procesión de San Fermín se celebra cada 7 de julio, a las 10 de la mañana, desde la parroquia de San Lorenzo y dura aproximadamente hora y media por el casco viejo de Pamplona, que llena sus calles de pamploneses y visitantes para acompañar al Santo Patrón.

Previamente, la Corporación Municipal, vestida de gala, sale del Ayuntamiento y se dirige a la catedral para recoger al Cabildo. Tras ello, se dirigen a la parroquia de San Lorenzo para recoger la imagen del santo e iniciar la procesión.

La procesión está formada formada por la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, clarineros, txistularis, dantzaris, timbaleros, representantes de los gremios históricos, la Hermandad de la Pasión y la Congregación Mariana. La banda municipal de música La Pamplonesa es la encargada de cerrar la amplia comitiva.

Pamplona contó además con 'otra' procesión de San Fermín durante al menos tres décadas, de los años 30 a los 50 del pasado siglo XX, hasta que el alcalde de Pamplona puso fin a una procesión bastante peculiar.

Según señala José Joaquín Arazuri en uno de sus libros sobre la historia de los Sanfermines, un grupo de clientes del bar de Cándido Barón, en el número 57 de la calle Jarauta, se animaron a llevar por la calle a su particular imagen de San Fermín tras los cohetes que anunciaban el inicio de las fiestas cada 6 de julio.

Este bar tenía una pequeña imagen policromada de San Fermín colocada sobre una modesta peana de madera detrás del mostrador. La procesión comenzó por iniciativa de unos clientes de la taberna, que cada 6 de julio llevaban la imagen por la calle Jarauta desde 'Casa Barón' hasta 'Casa Paco' en el número 39 de la calle San Lorenzo.

La procesión se detenía en 'Casa Paco', donde el dueño invitaba a chorizo, pan y vino en abundancia. Una vez terminada la visita, la procesión volvía a 'Casa Barón, donde Cándido Barón invitaba de nuevo a olivas, chorizo, vino y pan en abundancia.

Este acto popular empezó con unos pocos vecinos del barrio, pero pronto alcanzó tal dimensión que hasta La banda de música 'La Pamplonesa' se sumó a ella al salir de la Plaza Consistorial para iniciar su recorrido festivo por el casco viejo.

'Casa Barón' se cerró en 1947, pero la procesión continuó con salida desde la sociedad Los Irunshemes. Hasta el arzobispado llegaron noticias de la particular procesión, pero no se dieron por enterados. 

Finalmente, el alcalde de Pamplona, Javier Pueyo, decidió suprimir el festejo en 1952 y terminó un acto de un grupo de castizos de una tasca del casco viejo en honor a San Fermín.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La 'otra' procesión de San Fermín en Pamplona, que terminó prohibida por el alcalde