• jueves, 25 de julio de 2024
  • Actualizado 14:39
 
 

SOCIEDAD

Una cooperativa navarra lidera las tablas de facturación agroalimentaria en España

Facturó 1.350 millones de euros en 2020 en un contexto de caída por la pandemia.

Imagen de las instalaciones del grupo AN UPNA
Imagen de las instalaciones del grupo AN UPNA

El grupo navarro AN lideró en 2020 la facturación de las cooperativas agroalimentarias españolas con un total de 1.354 millones de euros. 

En el conjunto del Estado, las cooperativas agroalimentarias redujeron un 1,3 % su facturación el año de irrupción de la pandemia (2020) respecto al ejercicio de 2019, quedándose en los 30.170 millones de euros debido principalmente a la caída de la producción de aceite de oliva.

No obstante, las ventas han crecido un 50% si se toma como referencia 2006, cuando obtuvieron 20.095 millones, según se desprende del informe "El cooperativismo agroalimentario" presentado este martes en Madrid en el marco de la asamblea general anual de Cooperativas Agro-alimentarias de España.

Según el dossier, la facturación retrocedió algo más de ese punto porcentual, principalmente por la caída de la producción olivarera y, por ende, de la facturación de aceite de oliva y aceituna de mesa y, "en menor medida", por el retroceso de las ventas de vino y de carburantes debido a la situación generada por la covid-19.

En contraposición, 2020 fue un "buen año" para el sector de las frutas y de las hortalizas, en especial para las hortalizas.

A estas cifras se suman otros 4.016 millones de euros de ingresos generados a través de otras sociedades de capital participadas, lo que supone una facturación global de 34.186 millones, es decir, medio punto por debajo de 2019 y un +70 % respecto a 2006.

España contaba en 2018 (último año ofrecido) con 3.669 cooperativas agroalimentarias, de las que 3.061 eran de primer grado; 139 de segundo grado y 479 eran cooperativas de explotación comunitaria de la tierra, un 8,8 % menos que en 2006.

Por otro lado el tamaño medio de las mismas ha crecido un 65 % de 2006 a 2020.

Según recoge el documento, las cooperativas representan el 26 % de todas las ventas de la industria alimentaria y casi dos terceras partes del valor de la producción final agraria española.

El sector cooperativo contaba en 2020 con un total de 119.700 trabajadores, un 7,3 % más que el año anterior y un 26,0 % más que en 2006, mientras que el número de socios cooperativistas supera el millón (+0,8 % anual y +1,3 % desde 2006).

En cuanto a la participación de la mujer, las mujeres representan un 27,6 % de la base social cooperativa, un 9 % de la composición de sus consejos rectores mientras que un 4,1 % de mujeres ostentan la Presidencia y un 12,8 % puestos de dirección.

El informe revela que más de la mitad de la facturación (53,7 %) se concentra sólo en 136 cooperativas y hay 381 que acaparan el 80 % del total del negocio de ventas.

Sólo las diez cooperativas más fuertes del país facturaron 7.318 millones en 2020.

Lideró la clasificación el Grupo navarro AN (1.354 millones), la aceitera andaluza Dcoop, con 1.289 millones, seguida de la gallega Coren (1.090 millones) y, por debajo del umbral de los mil millones, la valenciana Anecoop (821 millones) y Central Lechera Asturiana (764 millones).

Las ventas en el extranjero se redujeron un 0,4 % en 2020 en la comparativa anual pero han crecido un 82 % desde 2011.

Las 20 cooperativas más exportadoras facturaron cada una, de media, 155 millones de euros, con las hortofrutícolas como predominante.

Por sectores, precisamente las frutas y hortalizas concentraron el 31 % del negocio de las cooperativas en España, por delante del aceite de oliva (13 %), suministros (13 %), alimentación animal (9 %), vino (7 %) y cultivos herbáceos (7 %).

Por regiones, el 75 % de las cooperativas se concentra en seis comunidades autónomas: Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Cataluña y Extremadura.

Destaca Andalucía, con un sector cooperativo agroalimentario que representa el 22,4 % de los cooperativas agrícolas y el 38,4 % de su facturación.

El acto ha sido clausurado por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que ha puesto en valor esos datos del sector cooperativo agrario español porque resaltan su importancia en un país que es "el séptimo exportador del mundo" en comercio agroalimentario. 

Además, ha destacado el papel de la cooperativas como "ejes" de los territorios en los que se asientan porque una cooperativa "jamás se deslocaliza". 

También ha intervenido el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, quien ha defendido la labor del cooperativismo agrario y su importancia para el tejido socio-económico del país. 

En su discurso, ha dicho que el sector defiende y apuesta por la sostenibilidad medioambiental pero sin perder de vista la necesidad de que esa sostenibilidad sea también económica. 

Ha defendido asimismo el seguro agrario, pero ha pedido que sea una herramienta “útil y adaptada” a circunstancias como el cambio climático. 

Además, ha valorado las actuaciones del Gobierno para paliar la crisis de rentabilidad del sector en estos últimos meses a través de reducciones fiscales y ayudas para hacer frente a situaciones como la guerra en Ucrania.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una cooperativa navarra lidera las tablas de facturación agroalimentaria en España