• sábado, 03 de junio de 2023
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Navarra pone fin a su centro de 'menas' más polémico: Marcilla resuelve el caso sin ayuda de Chivite

El Gobierno de Navarra disfrutará de una prórroga de seis meses en el contrato mientras busca un nuevo emplazamiento para los menores.

Edificio de las Madres Concepcionistas en MArcilla que se utiliza como centro de acogida de menas en Marcilla.  AYUNTAMIENTO DE MARCILLA
Edificio de las Madres Concepcionistas en Marcilla que se utiliza como centro de acogida de menas en Marcilla. AYUNTAMIENTO DE MARCILLA

El alcalde de Marcilla, Mario Fabo, y la congregación religiosa de las Madres Concepcionistas han llegado a un acuerdo para la venta del edificio que el Gobierno de Navarra alquiló en 2019 y que se ha venido utilizando como Centro de Observación y Acogida de menores de Navarra. Una decisión del Ejecutivo de María Chivite que fue muy polémica ya que se 'guetificó' el edificio alojando en él a docenas de 'menas' y generando un problema que después la presidenta  ni ha sabido, ni ha querido solucionar.

Han sido cuatro años de continuos problemas en Marcilla provocados por los menores más violentos, que han sembrado el miedo en las calles de la localidad, manteniendo en jaque a la Policía Foral de manera recurrente, con agresiones y continuas algaradas en el interior del edificio y malos tratos y agresiones a cuidadoras y vigilantes. Un edificio de apenas 15 años de antiguedad, al que las monjas casi no dieron uso, y que sólo en 4 años ha quedado prácticamente destrozado en su interior.

Pero la salida de los menas de Marcilla ha comenzado su cuenta atrás, porque tras las gestiones llevadas a cabo por su alcalde, Mario Fabo, el Ayuntamiento de Marcilla ha recibido por registro electrónico la confirmación, por parte de la congregación religiosa, la aceptación de la oferta de compra del convento. El Consistorio ha ofrecido 2.125.000 euros por las instalaciones, una cantidad que la orden religiosa considera "correcta, a reserva del trámite previo a la venta al que estamos sometidas como entidad religiosa".

Las madres Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza llegaron a Marcilla en 1935 y abrieron un convento y un centro de enseñanza. Tras 85 años de presencia en Marcilla, abandonaron "la casa" en julio de 2019, y sólo unos días después el Gobierno de Navarra abrió sus puertas a la acogida de menores inmigrantes no acompañados, tras firmar un contrato de arrendamiento

El Ayuntamiento de Marcilla ha venido trabajando, por su parte, en el desarrollo de la unidad urbanística que integra el convento, centro de menores, patios interiores y huertas. Este desarrollo contempla la realización de una nueva calle entre las calles Puente y Calvario, suelo para vivienda de distintos usos, además de suelo dotacional.

La tramitación de esta unidad se ha puesto en marcha recientemente por el modelo de compensación, y motivó la celebración de una reunión el pasado 14 de abril entre el Ayuntamiento y la orden religiosa, en la que la congregación ya expresó su deseo de vender las instalaciones.

Ahora, en el documento de aceptación de la oferta de compra, las Madres Concepcionistas apuntan también que el Gobierno de Navarra "precisa de una prórroga del contrato de arrendamiento de 6 meses, con ampliaciones bimensuales" para buscar alternativas a la salida de los menores, ante la finalización del contrato de arrendamiento el próximo 4 de julio.

Es decir, que el nuevo Gobierno resultante de las urnas tras las elecciones del 28 de mayo tendrá que buscar una solución, y por lo tanto una nueva ubicación al centro de acogida.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra pone fin a su centro de 'menas' más polémico: Marcilla resuelve el caso sin ayuda de Chivite