• viernes, 19 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

La hamburguesería rural en un pueblo de Navarra, perfecta para reponer fuerzas tras una excursión

Muy cerca de este restaurante se puede realizar una ruta por uno de los barrancos más espectaculares de Navarra. 

Parque Natural de Urbasa-Andía_Javier Campos_Turismo de Navarra_1 (1)
Parque Natural de Urbasa-Andía_Javier Campos_Turismo de Navarra_1 (1)

La hamburguesería Txiritinga, ubicada en el pueblo navarro de Riezu, es una de las pocas hamburgueserías rurales que hay en Navarra. Y ha conquistado a los clientes por sus hamburguesas caseras y su encanto.

Se encuentra muy cerca de la sierra de Urbasa-Andía, con preciosas rutas para disfrutar del riquísimo entorno natural de esta zona. Por eso, la hamburguesería Txiritinga es un restaurante perfecto para recuperar fuerzas después de una ruta de senderismo. 

Uno de los recorridos más espectaculares de la zona lo encontramos a pocos kilómetros de Riezu, en Arguiñano. Es un pequeño pueblo, de menos de 40 habitantes, ubicado en el valle de Guésalaz. Esta localidad de Navarra está cargada de encanto y cuenta con un entorno natural único y digno de visitar. No en vano, linda con las faldas de las sierras de Andía y Urbasa, por lo que se encuentra muy cerca del inicio de muchas rutas de senderismo. 

Pero, sin duda, una de las más bonitas es también la más cercana, la del barranco de Obantzea. Se trata de un recorrido circular que arranca en el mismo pueblo de Arguiñano. Y adentra al senderista dentro de un bucólico barranco. 

Aunque se trata de una ruta ideal para realizarla en cualquier momento del año, es cierto que hay una época en la que se puede disfrutar de ella en todo su esplendor. Se trata del otoño, momento en el que los colores rojizos y ocres, propios de esta estación, confieren al barranco una belleza extrema que cautiva a los visitantes

El recorrido es circular y tiene cerca de 16 kilómetros. Mientras se recorren, se pasa por diferentes paisajes, todos ellos cargados de encanto. Árboles frondosos, curiosos arbustos y una gran cantidad de musgo confieren a este lugar un aspecto mágico que permite pensar que se pasea por un bosque encantado

La ruta comienza en el mismo pueblo de Arguiñano, pero poco a poco hay que ir alejándose del núcleo urbano. Por la parte alta del pueblo, encontramos una pista que asciende en dirección norte. La tomamos y, muy pronto, hay que coger un desvío a la izquierda. Tras seguir unos metros más por esta segunda pista, hay que adentrarse en otro camino de hierva. 

A continuación, hay que cruzar una verja. Y se empezarán a ver ya las paredes del barranco. Desde ese momento, la ruta estará ya bien señalizada con hitos de piedras que hay que ir siguiendo. Se llega a un balcón que ofrece unas preciosas vistas del barranco y se va bajando hacia el interior del mismo, lugar en el que la vegetación es más frondosa. 

En algunas zonas las paredes se estrechan mucho y esto puede dar pie a una confusión. Por eso, conviene estar muy atento a los hitos que hay diseminados por todo el camino

A medida que se sale del barranco, la vegetación vuelve a cambiar. Desaparece el musgo y se llega a una pista. A partir de este punto, ya no hay pérdida posible. Hay que seguirla, en sentido descendente, hasta llegar de nuevo al pueblo de Arguiñano, punto de partida y meta en este recorrido por el barranco de Obantzea

Parque Natural de Urbasa-Andía_Javier Campos_Turismo de Navarra_1 (1)
Imagen de archivo del Parque Natural de Urbasa-Andía. JAVIER CAMPOS /TURISMO DE NAVARRA

DÓNDE COMER

Arguiñano es un pueblo muy pequeño y no tiene restaurantes. Por eso, si estás pensando en reponer fuerzas después de la caminata, una opción es llevar un bocadillo de casa y comerlo disfrutando de las vistas del paisaje

Pero si buscas sentarte en un restaurante y disfrutar de una merecida sobremesa, puedes hacerlo desplazándote al pueblo vecino, Riezu, a sólo diez minutos en coche. Allí está el restaurante Txiritinga, muy conocido por sus hamburguesas caseras

Todas ellas rondan los 10 euros y se sirven en pan rústico. Una de las hamburguesas más sabrosas es la Txiriburger, con carne de buey, cebolla caramelizada, lechuga, queso havarty y crema Roncal. 

En este establecimiento también se pueden pedir bocadillos o raciones para compartir. Para postre cuentan con varias opciones de tartas


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La hamburguesería rural en un pueblo de Navarra, perfecta para reponer fuerzas tras una excursión