• sábado, 20 de julio de 2024
  • Actualizado 12:56
 
 

SUCESOS

Atropello a un ciclista en Navarra: la conductora comete varias imprudencias y se da a la fuga

El ciclista, un hombre de 70 años, ha resultado herido en el atropello y ha tenido que ser atendido por los servicios de emergencias. 

Imagen de archivo de una bicicleta en movimiento. CEDIDA
Imagen de archivo de una bicicleta en movimiento. CEDIDA

Los agentes de la Policía Local de Tudela fueron alertados este domingo, a las 11 horas, de un atropello ocurrido en la glorieta sita en la confluencia de Virgen de la Cabeza con carretera de Alfaro. La víctima de este atropello fue un ciclista que resultó arrollado por un turismo. 

El herido es un hombre de 70 años, que fue trasladado al hospital porque, en un primer diagnóstico, presentaba varias costillas rotas. Los policías intervinientes iniciaron el correspondiente atestado por un presunto delito de lesiones. 

La conductora causante del accidente se había marchado del lugar, abandonando al ciclista a su suerte. Pudo ser identificada como una mujer de 44 años de edad, quien no tiene permiso de conducir en vigor.

Al parecer, el accidente se había producido cuando el ciclista se encontraba en el interior de la glorieta, no respetando el ceda el paso el turismo. Esta imprudencia de la conductora provocó el accidente.

Según pudo saber la Policía Local de Tudela, tras el accidente, la conductora bajó de su vehículo, retiró la bicicleta, que habría quedado tirada en mitad de la calzada, y prosiguió su camino. Aseguró a los presentes que iba a estacionar el coche para luego volver. Una promesa que no cumplió. 

La conductora no ha podido ser localizada hasta ahora, aunque la policía ya tiene sus datos de filiación. 

OTRAS ACTUACIÓNES DE LA POLICÍA LOCAL DE TUDELA EL FIN DE SEMANA

Sobre las 6:50 horas de este sábado, los agentes procedieron a la detención de un hombre de 37 años como presunto autor de un delito de violencia de género, al haber presuntamente agredido a su pareja en la vía pública. Fue trasladado a dependencias de Policía Foral donde quedó ingresado en calabozos bajo su custodia y hasta su puesta a disposición judicial.

A las 9:30 horas, un vecino informó que había un perro suelto por la zona de Narangel. Se pudo recoger el mismo, consiguiendo pasar el lector de microchip, localizando a su propietario, quien no se personó a recuperarlo, motivo por el que fue traslado al lazareto, siendo su propietario denunciado por dejar suelto al can.

Sobre las 16 horas, los agentes solicitaron la presencia de bomberos en la plaza de los fueros al haberse formado un enjambre de abejas en la parte alta de uno de los mástiles de las banderas, quitando las mismas de lugar, no produciéndose ninguna incidencia.

A las 20 horas, SOS Navarra alertó de una mujer de 74 años que se encontraba de paso en la ciudad, presentaba mareos y mala gana, habiendo vomitado en varias ocasiones. Se solicitó ambulancia para ser valorada, momento en el que un joven de 47 años apareció en el lugar, indicando que no podía respirar. Tras ser valorados ambos por la médico desplazada en la ambulancia, se solicitó otra ambulancia para el traslado de ambos al centro hospitalario.

Ya el domingo 7 de abril, sobre las 5:30, los agentes se desplazaron a un domicilio de calle Raimundo Lanas puesto que estaban de fiesta produciendo molestias al resto de vecinos. Tras hablar con la responsable de las mismas, se le informó que iba a ser denunciada por la Ordenanza de Conductas Cívicas, tras no haber hecho caso a los requerimientos producidos minutos antes.

A las 13:40, un vecino comunicó que hacía días que no sabía de su vecino y que del interior de la vivienda salía un fuerte olor. Se solicitó bomberos y un equipo sanitario, abriendo los primeros la puerta del domicilio, encontrando a un hombre de 60 años fallecido en el suelo del salón, decretándose la muerte judicial por parte de los segundos, trasladando las diligencias a Policía Foral, quedándose al cargo de la investigación.

Por último, sobre las 15:30 horas, SOS Navarra comunicó que mandaba a bomberos y ambulancia a la confluencia de Carretera de Alfaro con Díaz Bravo, al haber chocado un vehículo contra un edificio.

Se comprobó como el conductor, un hombre de 33 años, al parecer había sufrido una bajada de azúcar, mareándose y perdiendo el control del vehículo. En el interior viajaban sus dos hijos menores de 3 y 8 años de edad. Finalmente los tres fueron trasladados al hospital al presentar lesiones de diversa consideración.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Atropello a un ciclista en Navarra: la conductora comete varias imprudencias y se da a la fuga