• lunes, 15 de julio de 2024
  • Actualizado 13:16
 
 

SUCESOS

Intervenidas en Navarra chucherías que contenían marihuana y se vendían al público

La Policía Foral informó al propietario del establecimiento la apertura de diligencias penales por tráfico de drogas.

Gominolas y chupachups decomisados en las tiendas de productos cannábicos de Navarra. POLICÍA FORAL
Gominolas y chupachups decomisados en las tiendas de productos cannábicos de Navarra. POLICÍA FORAL

Agentes de la Policía Foral, adscritos al Grupo de Delitos contra la Salud, han realizado recientemente dos inspecciones a locales de Pamplona y Cordovilla dedicados a la venta de productos de origen cannábico, encontrando chupa-chups y gominolas que contenían marihuana, motivo por el que ha levantado acta por si pudiera constituir un delito de tráfico de drogas

Esta actuación se suma a la reciente clausura de una sociedad cannábica en Navarra por parte de la Policía Nacional tras comprobar que cultivaban y distribuían marihuana.

En este caso, como consecuencia de la inspección de la Policía Foral, se han decomisado mediante acta sustancias prohibidas como inflorescencias de cannabis, resinas y chucherías con contenido en HHC (gominolas, chupa-chups), informándose al responsable del local de la instrucción de diligencia penales por tráfico de drogas.

Las evidencias han sido remitidas al Área de Sanidad de la Delegación del Gobierno para su custodia y posible análisis, mientras que de la presencia de estos productos alimentarios se informará a la autoridad sanitaria para su retirada y apertura de expediente administrativo sancionador.

Los cannabinoides sintéticos o semisintéticos, como los que se encuentran presentes en los productos decomisados, forman parte de un grupo de drogas llamadas nuevas sustancias psicoactivas (NSP) que alteran la mente, y aunque no están reguladas su finalidad es causar los mismos efectos que las drogas ilegales.

La facilidad con la que se pueden obtener, y la creencia de que los cannabinoides sintéticos son “naturales” y por tanto no son perjudiciales, han contribuido al consumo entre los jóvenes. La composición química de estos productos es desconocida y las consecuencias que esto tiene para la salud pueden ser impredecibles y peligrosas, incluyendo una posible sobredosis grave o mortal.

En los etiquetados de las inflorescencias y resinas figura la leyenda de “no destinado a ser consumido ni fumado”, lo cual puede interpretarse como un fraude, ya que los agentes intervinientes presenciaron como los regentes de los establecimientos daban las instrucciones para su consumo fumado o ingerido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Intervenidas en Navarra chucherías que contenían marihuana y se vendían al público