• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

TRIBUNALES

El Ángel de Aralar se queda en la calle ante el TSJN: "No vamos a dejar de recibirlo si lo prohíben"

María Chivite dio orden taxativa de impedir esta tradición de Navarra y prohibió que el Ángel de Aralar pudiera acceder al edificio, como ha ocurrido siempre. 

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra recibe al Ángel de Aralar en la plaza Juez Elio, a las puertas del Palacio de Justicia de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
El Tribunal Superior de Justicia de Navarra recibe al Ángel de Aralar en la plaza Juez Elio, a las puertas del Palacio de Justicia de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

En plena calle, como apestados. Así quiere María Chivite la libertad de las personas y la defensa de las tradiciones de Navarra: expulsadas. 

Este jueves el TSJN ha tenido que recibir en el exterior del Palacio de Navarra al Ángel de Aralar, ya que María Chivite ha dado orden de no permitir la entrada al edificio a la efigie que sus concejales socialistas de Pamplona veneran y besan.

El Gobierno foral es el propietario del edificio y ha actuado para cortar una tradición que data de 1948 y que se desarrollaba con absoluta normalidad en el edificio de la justica de Navarra. 

El presidente del TSJN, Joaquín Galve, ha asegurado que la visita del Ángel de Aralar al Palacio de Justicia de Pamplona "en absoluto" interfiere con la labor de los órganos judiciales cuando este acto se celebra en el interior del edificio.


Galve ha comentado a los medios de comunicación que "está claro" que la norma establece que la celebración de un acto de este tipo en edificios judiciales requiere de la autorización tanto del Tribunal Superior como de la administración propietaria del edificio.

"En este caso no hemos contado con la autorización, sino con la oposición de la administración propietaria del edificio, con lo cual no estábamos autorizados a hacer el acto dentro", ha indicado.


No obstante, ha apuntado que el TSJN "no por eso va a dejar de recibir al Ángel de Aralar" y lo hace en la puerta del Palacio de Justicia "con bastante más afluencia de la que cabía en una sala de las nuestras".

Galve ha declarado que la visita del Ángel "en absoluto" interfiere en el trabajo judicial. "Podría tener algún impedimento en el caso de que la sala donde se hiciera tuviera que suspender un juicio, que eso es absolutamente inviable", ha aclarado.


Cuando el acto se ha celebrado en el interior, ha explicado, se ha hecho "en las salas más grandes que tenemos, que son para actos protocolarios o para juicios en los que hay una gran cantidad de intervinientes o de abogados".

Tras recordar que la visita del Ángel a los órganos judiciales de Navarra es una tradición que data de 1948, el presidente del TSJN ha asegurado que el que se haga dentro o fuera del edificio "no me repercute en absoluto, la verdad es que me ha gustado la recepción de hoy" y por este motivo tal vez otros años se haga en el exterior "porque más gente puede participar de ello".


Si la oposición a la celebración en el interior es por garantizar la neutralidad del poder judicial, Galve ha agradecido al consejero Eduardo Santos "que se preocupe tanto de la neutralidad de un poder del Estado" al que "él no pertenece".

"De la neutralidad del poder judicial nos ocuparemos nosotros si no le importa, que yo creo que bastante trabajo tiene ya con buscar la neutralidad del poder legislativo y del poder ejecutivo", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Ángel de Aralar se queda en la calle ante el TSJN: "No vamos a dejar de recibirlo si lo prohíben"