• miércoles, 28 de febrero de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

La increíble historia de Cándido a sus 91 años: abrió un bar en Pamplona al regresar de Australia

Sus especialidades son la tortilla de patata, los fritos de pimiento, la croqueta de jamón y los guisos por encargo.

Los dueños del Bar Faris en la calle Gorriti 47 de Pamplona. Navarra.com
Cándido y sus dos hijos, 'Chaly' y 'Toni' en el Bar Faris en la calle Gorriti 47 de Pamplona. Navarra.com

La historia del bar Faris en Pamplona es la historia del navarro Cándido Andueza Lasheras, que a sus 91 años, mantiene una salud envidiable. Natural de Urdánoz (Valle de Goñi), tuvo que emigrar a Australia para trabajar. Lo mismo le sucedió a Pilar Latorre Martín, natural de Teruel. Cada uno viajó por su cuenta y se conocieron en Melbourne.

El bar Faris está en la calle Gorriti 47 del Segundo Ensanche. Muy cerca de otros establecimientos que hemos conocido en esta sección de comercio local en la capital navarra, como Zona Sofá o Muebles Ilundáin.

Cándido Andueza se dedicó al corte y transporte de madera en la localidad de Warbourhn. Ella, Pilar, trabajó en el servicio doméstico primero y en un hotel después. Residieron allí durante cinco años y después se instalaron en Pamplona donde se casaron, abrieron el bar Faris y tuvieron seis hijos.

El 1 de mayo de 1965 compraron el bar Faris, situado en la calle Gorriti 47, que lo fundó Ángel Enciso de Lerín dos años antes. "Fui casi obligado a Australia con 26 años o a otro sitio que hubiera tenido que ir. A cortar la caña de azúcar y eucalipto. Estuve siete años allí hasta 1965", señala Cándido Andueza.

"Estuve 29 años en el bar hasta 1994 cuando me jubilé. Mi mujer me ha ayudado siempre. Está bien de salud con 85 años. Estoy orgulloso de que el bar lo lleven ahora los hijos. Siempre hace ilusión ver a los hijos aquí y a algún nieto que ayuda. Este bar cuando lo cogí llevaba solo dos años abierto", cuenta Cándido.

El matrimonio tiene seis hijos, de los cuales dos de ellos trabajan en el bar, Alfonso Carlos 'Chaly' y José Antonio 'Toni'. Otro de sus hijos también trabajó en el bar unos años pero lo dejó, Patxi. El cuarto hijo se llama Jesús y las dos hijas se llaman Asunción e Ibón.

José Antonio 'Toni' Andueza Latorre de 53 años, explica a Navarra.com: "Mi padre cogió el bar en el año 1965 hasta el año 1994 que lo dejó por jubilación. El año que viene nosotros haremos treinta años. Es un clásico del ensanche de toda la vida y aquí estamos en la pelea".

"Está trabajando conmigo mi hijo el mayor, Iker, que está 19 horas a la semana en el bar y estudia a la vez. Me echa una mano, pero no sé si cogerá el relevo. Yo no quiero que coja esto porque es muy duro y sacrificado. Pese a todo estamos contentos. Nos ganamos la vida, pero ya no es como antes. Ahora se trabaja duro para ir tirando y sobrevivir", afirma Toni.

"Cuando más trabajamos es por las mañanas con almuerzos, cafecicos, pinchos con gente de oficinas, vecinos y trabajadores de la zona que nos conocen", asegura.

Cándido Andueza con sus hijos Toni y Chaly en el Bar Faris de Pamplona. Navarra.com
Cándido Andueza con sus hijos Toni y Chaly en el Bar Faris de Pamplona. Navarra.com

"Por la tarde ha bajado el ambiente pero se sigue trabajando con cañas, pinchicos. Como especialidades tenemos la tortilla de patata y los fritos de pimiento y la croqueta de jamón", afirma José Antonio Andueza.

El bar Faris ofrece también todo tipo de bocatas y platos combinados: "Es un bar pequeño con cuatro o cinco mesas y no damos menús. La terraza nos ha mejorado un poco pero tampoco es muy grande. Son ocho metros cuadrados. No nos permitieron mas", asegura Toni.

"La verdad es que no nos podemos quejar. También hacemos algún guiso como carrilleras, albóndigas, ajoarriero, toro estofado... Todo cocinado muy casero y con patatas fritas caseras. Siempre que quieran guisos me tienen que avisar antes por teléfono y se lo preparo.

Los domingos y festivos han decidido cerrar: "Estamos un poco apartados del centro. El viernes se mueve un poco y el sábado por la mañana se trabaja menos. Hace falta descansar un poco porque antes estábamos todos los días y las fuerzas ya no son las mismas", concluye Toni Andueza.

La terraza del bar Faris en la calle Gorriti 47 de Pamplona. Navarra.com
La terraza del bar Faris en la calle Gorriti 47 de Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La increíble historia de Cándido a sus 91 años: abrió un bar en Pamplona al regresar de Australia