• viernes, 12 de julio de 2024
  • Actualizado 13:50
 
 

COMERCIO LOCAL

Casa Albero, el clásico de Pamplona que celebra los goles de Osasuna con cazuelas de menudicos

El restaurante cumple 45 años de historia junto a El Sadar y es visita obligada los días de partido de fútbol.

Juan Antonio Albero sostiene los menudicos junto a su mujer e hija en Casa Albero. navarra.com
Juan Antonio Albero sostiene la cazuela de menudicos junto a su mujer Narci y su hija Saray en Casa Albero. Navarra.com

El bar restaurante Casa Albero es uno de los clásicos de Pamplona con un sabor especial, la cazuelica de menudicos más futbolera y osasunista de la capital navarra. Es la última parada obligada para los aficionados y socios de Osasuna, situado a muy pocos metros del estadio de El Sadar, en la calle Zolina 3, donde los días de partido se convierte en una auténtica locura.

Está muy cerca de otros restaurantes cercanos al estadio de El Sadar que también han sido noticia en esta sección de comercio local en la capital navarra, como el Bodegón de El Sadar y el Txoko de El Sadar, situados en las esquinas del estadio.

Casa Albero es un bar familiar que lleva camino de los 45 años. Abrió sus puertas el 22 de junio de 1978 con el matrimonio formado por Marcos Albero Luna, de Cordovilla, y Carmen Mauleón Ganuza, natural de Arróniz.

Sus hijos Alfonso y Juan Antonio les ayudaron desde muy chavales, y actualmente es Juan Antonio el que lleva el peso del restaurante con su esposa Narci Cabeza López y su hija Saray Albero Cabeza.

Juan Antonio Albero tiene 62 años: "No creo que haya relevo. Nos ayuda un poco la hija que estudia otra cosa, pero la idea no es continuar con el local aunque nunca se sabe tal y como están los trabajos. Yo tenía 16 años cuando empecé y mi hermano Alfonso 15 años", que lleva ahora la Posada de Egüés.

El negocio sigue adelante: "No nos podemos quejar. Es a base de sacrificio. Para las 8 de la mañana llegamos mi mujer y yo. La hija llega media hora después. A preparar los pinchos, la tortilla de patata, y el menú del día a 13 euros sin café con seis o siete primeros y ocho o diez de segundos según la gente que haya". El fin de semana el precio es a 16 euros.

Los sábados y domingos hay bastantes almuerzos: "La gente joven prefiere los huevos fritos, el lomo y la chistorra. La gente más mayor va a por las cazuelicas como los menudicos, los callos y las manitas de cerdo", explica el dueño de Casa Albero.

Juan Antonio destaca un detalle especial desde la pandemia: "Los menudicos han subido mucho en los últimos años porque cada vez hay en menos sitios y el que quiere comer va a sitios muy concretos".

En cuanto a los clientes del bar, Juan Antonio señala: "Hay gente del barrio y ahora chavales de una residencia que han abierto hace poco que vienen por la tarde". Los días de partido de Osasuna "es otro tema aparte. Es un desmadre total. Parece una batalla campal, eso que la gente se porta maravillosamente bien esperando para coger una mesa".

Bocadillos no sabe ni los que hacen: "Los de Mediapro se llevan igual 40 bocadillos y si juegan el Madrid o el Barcelona se llevan 80. Según que horarios intento no coger mucha gente para comer y cenar porque servir en la mesa te cuesta mucho más", indica Juan Antonio.

La terraza del bar les da mucho juego: "Está maravillosa", asegura, y el monumento al rojillo "da mucho que hablar. Me encantan las fotos que se sacan las familias con los chavales y el rojillo", concluye Juan Antonio Albero.

El interior del bar restaurante Casa Albero en Pamplona. Navarra.com
El interior del bar restaurante Casa Albero en Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Casa Albero, el clásico de Pamplona que celebra los goles de Osasuna con cazuelas de menudicos