• miércoles, 17 de julio de 2024
  • Actualizado 21:37
 
 

COMERCIO LOCAL

La floristería de Pamplona más cercana al cementerio que puede vender hasta 3.000 claveles

Trabajan hasta doce personas en estas fechas con un horario seguido desde las 9 de la mañana a las 8 de la tarde.

Maribel Acosta, Inés Núñez y Ascensión Cierbide en la floristería Camelia de Pamplona. Navarra.com
Maribel Acosta, Inés Núñez y Ascensión Cierbide en la floristería Camelia de Pamplona. Navarra.com

La tienda de flores Camelia es la más grande y la más cercana al cementerio de San José en Pamplona. Estos días trabajan hasta doce personas con un horario continuado desde las 9 de la mañana a las 8 de la tarde, ante la avalancha de clientes por las festividades de Todos Los Santos y de los difuntos.

Flores Camelia está situada en la calle Monasterio de Irache 68 bajo. Está muy cerca de otros establecimientos que hemos conocido en esta sección de comercio local en la capital navarra, como la tienda de moda Isla que sigue en liquidación por cierre.

Inés Núñez Cía, pamplonesa de 53 años, es la dueña de la floristería Camelia. Su familia también ha trabajado en este negocio de toda la vida como su padre, Vicente Núñez Pérez, y su hermano César Núñez Cía que es el dueño de la floristería Núñez. También le ayudan a Inés su marido, Eduardo Echeverría, y sus tres hijas María, Laura y Sara, en estas fechas señaladas. 

Inés abrió la tienda en 1990, hace 33 años, aunque en la actual ubicación llevan 22 años. "Estoy en este mundo de la floristería desde que nací. No concibo mi vida sin las flores. En Todos los Santos siempre había que ayudar desde pequeña con once años en casa. Mis dos hijas mayores vienen ahora cuando se lo permiten sus trabajos". 

Están en el barrio pamplonés de San Juan desde 1991: "Estamos contentos. Somos parte del barrio y estoy encantada. Preparamos la tienda con tiempo para que todo sea ágil y no tenga que esperar nadie. Hay doce personas atendiendo al público. En cinco días vienen el 90% de los clientes, como si fueran dos meses de trabajo". 

En cuanto a las ventas, Inés asegura: "Hacemos un pedido base y luego vamos ampliando. Podemos vender unos tres mil claveles y trescientas macetas de crisantemo. Estos días son nuestros Sanfermines".

La ubicación de la tienda, a pocos metros del cementerio de San José también ayuda: "Al estar cerca del cementerio a la gente le viene bien. Desde mediados de septiembre no se me ocurre coger una bici por si me pasa algo, me caigo o me lesiono".

Lo que más se vende "son las margaritas, los claveles y las siemprevivas. Es lo que más funcionan. Luego los lilium y las rosas. Hay que tener en cuenta que nos han limitado mucho el tamaño del arreglo", explica Inés.

Los precios han subido respecto al año pasado "pero estamos ajustando todo lo que podemos para mantener los precios del año pasado. El clavel estará a 1 euro, la margarita a 1,80 o 2 euros en función del tamaño y sube mucho todos los años la gerbera que estará a 2,70-3 euros".

La mayoría de gente que viene es de Pamplona: "Bajan al cementerio los primeros días para limpiar el panteón. Les da pena no poner nada y posteriormente ponen los nichos bien adornados. Hay parroquias que han abierto urnas y se va a ir dispersando el tema de Todos los Santos y cuando le de a El Sadar ya ni te cuento".

El horario de atención al público "es de 9 de la mañana a 8 de la tarde sin parar. Empezamos desde el día 26 porque los que no tienen puentes o se van a los pueblos el fin de semana aprovechan para venir antes", indica Inés.

La dueña de la floristería Camelia asegura que la mayor parte de la venta se hace "hasta el 31 por la tarde". No obstante, reconoce que sigue la tradición del día de los difuntos o de las ánimas que es el día 2 "en el que se trabaja muy bien", concluye.

Fachada de la tienda de flores Camelia en Pamplona. Navarra.com
Fachada de la tienda de flores Camelia en Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La floristería de Pamplona más cercana al cementerio que puede vender hasta 3.000 claveles