• martes, 23 de julio de 2024
  • Actualizado 20:44
 
 

PAMPLONA

El cinismo del PSN en Pamplona: le pide a UPN que negocie los presupuestos tras quitarle la alcaldía

El actual alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (EH Bildu) también se ha mostrado a favor de que UPN y PPN se sumen a las negociaciones de los presupuestos. 

Reunión negociadora encaminada a aprobar los presupuestos municipales de Pamplona de 2024 con presencia de EH Bildu, Geroa Bai, PSN y Contigo Navarra. PABLO LASAOSA
Reunión negociadora encaminada a aprobar los presupuestos municipales de Pamplona de 2024 con presencia de EH Bildu, Geroa Bai, PSN y Contigo Navarra. PABLO LASAOSA

El grupo municipal del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona ha advertido este viernes de que será "muy exigente" en la negociación de los presupuestos para 2024, que deben ser "equitativos". Igualmente,  ha llamado a UPN a "dejar a un lado enfados y egos" y participar en el proceso para elaborar las próximas cuentas. Todo esto después de apoyar la moción de censura por la que los regionalistas, liderados en la capital navarra por Cristina Ibarrola, perdieron la alcaldía de la ciudad. 

Así lo ha expresado en rueda de prensa la portavoz de los socialistas en Pamplona, Marina Curiel, tras mantener una primera reunión con los grupos que conforman el gobierno municipal para negociar los presupuestos del año que viene. Llama la atención que en la misma rueda de prensa en la que Curiel ha pedido a los regionalistas que se sumen a la negociación de los presupuestos de Pamplona, también ha señalado que en 2021 se dieron cuenta de que "UPN no es de fiar". 

Un encuentro, ha dicho, que "ha ido bien, hemos estado todos en la misma línea de incluir proyectos para Pamplona, muchos de los cuales" ya están recogidos en el acuerdo alcanzado con EH Bildu, como la reurbanización del Paseo Sarasate "que ya es una realidad", el Plan de vivienda asequible y el corredor sostenible de Pío XII. A ello ha sumado propuestas "concretas y ambiciosas" que van a plantear los socialistas como políticas de igualdad, sociales, un proyecto para la "reactivación" del comercio, para "mejorar los barrios", para una "movilidad sostenible y con una "clara apuesta para la promoción económica de Pamplona".

Curiel ha invitado a "todos los grupos municipales" a trabajar en las cuentas. "Ellos definirán si quieren estar dentro o si quieren estar fuera", ha señalado la socialista, que ha recordado que la exalcaldesa y portavoz de UPN, Cristina Ibarrola, "tuvo una frase muy desafortunada" al decir que no iba a "negociar ni a trabajar con el resto de grupos municipales". "No sé si va a seguir en esa línea o si va a dejar a un lado el enfado y va a trabajar con responsabilidad para que Pamplona avance. Desde luego por el Ayuntamiento, últimamente mucho no la vemos", ha afirmado.

Ha destacado el "compromiso firme" de su partido "con la responsabilidad fiscal y con el bienestar de todos los ciudadanos" y ha destacado que "nuestro principal objetivo es garantizar unas cuentas públicas equitativas que impulsen el crecimiento económico, promuevan la justicia social y fortalezcan los servicios públicos".

No obstante, ha precisado que el PSN será "muy exigente" en las negociaciones de los presupuestos para Pamplona y ha advertido de que "no estamos dispuestos a comprometer nuestros principios ni a aceptar acuerdos que no reflejan los valores y las necesidades de la ciudadanía".

Marina Curiel ha resaltado la disposición de su grupo "al diálogo y a la colaboración con todas las fuerzas políticas para hacer crecer y para impulsar Pamplona". "Entendemos que hay que ser generosos y dejar a un lado egos y enfados y avanzar en la línea del consenso, porque todas las fuerzas políticas que componemos el Ayuntamiento de Pamplona debemos tener como objetivo el bien conjunto de los pamploneses y de las pamplonesas", ha defendido.

No obstante, ha reiterado que "no dudaremos en defender nuestras prioridades y rechazaremos cualquier acuerdo que no cumpla con los estándares de justicia y equidad que defendemos". Y ha esperado, "y así está siendo de momento, que las negociaciones sigan avanzando de manera constructiva y que podamos alcanzar un acuerdo que beneficie a toda la sociedad".

Preguntada por las diferencias entre los presupuestos de 2021, con UPN en la alcaldía, que el PSN apoyó, y las cuentas actuales, Curiel ha contestado que en 2021 "se aprobó el presupuesto por responsabilidad; estábamos en una pandemia y creíamos que era necesario". "UPN nos respondió incumpliendo ese acuerdo presupuestario y nos dimos cuenta de que nos son de fiar", ha señalado.

ASIRÓN TAMBIÉN QUIERE NEGOCIAR CON UPN

Por su parte, el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ha valorado "muy posisitivamente" el "clima de colaboración" en la primera reunión negociadora de los presupuestos municipales para 2024, mantenida este viernes entre los grupos del gobierno municipal -EH Bildu, Geroa Bai y Contigo-Zurekin- con el PSN. Y ha asegurado que le "encantaría" que UPN y PPN se "sumaran" a esta negociación.

En unas declaraciones enviadas por EH Bildu, Asirón ha destacado que "al final se notan en todas las fuerzas políticas las ganas enormes por sacar a Pamplona de la parálisis". "Y eso, teniendo en cuenta que estamos haciendo un trabajo entre diferentes, creo que es muy de destacar", ha dicho.

El alcalde ha afirmado que van a ser "unos presupuestos expansivos, equilibrados, muy ambiciosos y con un marcado carácter social". Y ha destacado, entre otras cuestiones, la reforma del Paseo Sarasate y el impulso del plan municipal de vivienda social.

"Lo que queda es ponerse a trabajar, ponerse a negociar y convertir esas grandes ideas en partidas concretas, y para eso no hay otra fórmula que el trabajo", ha añadido.

Joseba Asiron ha asegurado que los presupuestos van a tener "una mayoría cualificada", si bien ha indicado que "si pudiera ser, además, que hubiese una unanimidad en el pleno, sería muchísimo más deseable". Al respecto, ha destacado que "también son importantes, también representan a una parte significativa de la ciudad, UPN y PP. Nos encantaría que se sumaran".

Por otro lado, ha señalado que el Plan de Convivencia "fue uno de los acuerdos básicos que impulsaron la posibilidad de crear un gobierno alternativo a la derecha". "Esta legislatura tiene que ser la legislatura de la convivencia", ha reivindicado.

Además, Joseba Asirón ha destacado "la buenísima disposición" que ha visto por parte de los grupos asistentes para llegar a un entendimiento "entre diferentes con el objetivo compartido de mejorar la vida de los y las pamplonesas". Ha considerado que en las cuentas "primarán tanto el gasto social como el impulso a los grandes proyectos de ciudad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cinismo del PSN en Pamplona: le pide a UPN que negocie los presupuestos tras quitarle la alcaldía