• sábado, 20 de julio de 2024
  • Actualizado 13:55
 
 

POLÍTICA

El navarro Cerdán, en primera línea en el abrazo de Sánchez a los proetarras de Bildu

La coalición abertzale destaca el ambiente "constructivo y positivo", lo que permite construir un "marco de confianza".

(I-D) El secretario de Organización del Partido Socialista, Santos Cerdán y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, reciben a la portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua.
Eduardo Parra / Europa Press
(I-D) El secretario de Organización del Partido Socialista, Santos Cerdán y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, reciben a la portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua. Eduardo Parra / Europa Press

El secretario de Organización del Partido Socialista, el navarro Santos Cerdán, y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, han recibido este viernes a la portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua, y al senador de EH Bildu Gorka Elejabarrieta

Cerdán ha sido protagonista en esta cita histórica de Sánchez, que demuestra la cercanía de los socialistas con los proetarras de la formación abertzale. Y ha posado en la fotografía oficial que se ha tomado juntos a los representantes de ambos partidos con motivo del encuentro. 

El presidente candidato socialista a la investidura, Pedro Sánchez, se ha reunido este viernes en el Congreso durante 70 minutos con los portavoces de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, y en el Senado, Gorka Elejabarrieta, en lo que ha sido la primera fotografía de un presidente del Gobierno con representantes de la izquierda abertzale que en su día estuvo vinculada con la banda terrorista ETA.

Hasta ahora lo habitual era que Sánchez delegara en sus portavoces parlamentarios las reuniones con las formaciones minoritarias, pero esta vez ha decidido asumirlas en persona, al menos en la primera toma de contacto, para luego dar paso a una comisión negociadora que irá concretando detalles a partir de la próxima semana.

Por eso la última 'foto' de investidura del PSOE con EH Bildu la protagonizó Adriana Lastra, entonces número dos del partido y portavoz socialista, a principios de 2020.

La abstención de Bildu posibilitó que Pedro Sánchez fuera investido presidente del Gobierno en enero de 2020 y en aquella legislatura el Grupo Socialista firmó después algún acuerdo parlamentario con la izquierda abertzale.

Pero ahora se ha dado un paso más y el presidente del Gobierno ha recibido formalmente a una delegación de Bildu en dependencias del Grupo Socialista en el Congreso. A la cita también ha asistido el secretario de organización el PSOE, el navarro Santos Cerdán.

UN PARTIDO CON MIEMBROS DE ETA

EH Bildu es una coalición donde la fuerza mayoritaria es Sortu, el partido que lidera Arnaldo Otegi y que tiene en su dirección al último jefe de ETA, David Pla. En las últimas elecciones municipales incluyó en sus listas a condenados de la banda terrorista, pero ante la presión política optó por rectificar y forzar su renuncia.

También forman parte de la coalición Eusko Alkartasuna (partido creado de una escisión del PNV), Aralar (formado por miembros de la iquierda abertzale que condenaron a ETA, y Alternatiba (escisión de IUEB).

El presidente Pedro Sánchez con los portavoces de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua, y en el Senado, Gorka Elejabarrieta - Eduardo Parra - Europa Press
El presidente Pedro Sánchez con los portavoces de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua, y en el Senado, Gorka Elejabarrieta - Eduardo Parra - Europa Press

Aunque no hay ningún acuerdo sellado públicamente, el PSOE cuenta con los votos de los seis diputados de la coalición abertzale, ya que desde el principio sus portavoces han dejado claro que harán lo que sea para evitar una repetición electoral que pudiera dar el gobierno al PP y Vox.

La portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, ha asegurado este viernes al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, su apoyo en la investidura para "frenar a las derechas reaccionarias", pero le ha pedido "ambición" para seguir avanzando en políticas sociales y laborales así como abrir "un debate en torno a la plurinacionalidad del Estado" y los "derechos nacionales" del pueblo vasco.

Así lo ha explicado Bildu a través de una nota de prensa tras el encuentro que Aizpurua y el portavoz de la coalición abertzale en el Senado, Gorka Elejabarrieta, han mantenido con el aspirante socialista a la reelección en el Congreso.

Se trata de la primera reunión que protagoniza Sánchez con dirigentes de Bildu, y, según la formación, "se ha desarrollado en un ambiente constructivo y positivo". "Es otro hito que permite construir un marco de confianza para abordar un ciclo de diálogo, negociación y acuerdo", apuntan.

La formación independentista vasca ha dejado claro que "no especula ni especulará respecto a su posición en este momento crucial" y ya que, "por encima de siglas políticas, la inmensa mayoría del pueblo vasco envió un mandato claro: no permitir que el bloque reaccionario, liderado por PP-VOX, conformara gobierno".

"CUMPLIR EL MANDATO DEMOCRÁTICO"

"EH Bildu ha vuelto a reiterar ese compromiso, porque cumplirá, como siempre, con ese mandato. EH Bildu hace lo que dice y dice lo que hace", señala la coalición que lidera Arnaldo Otegi.

En este contexto, garantizan su compromiso de cumplir el "mandato democrático" de "frenar a la ultraderecha" porque, aducen, eso es "condición indispensable para abrir una nueva legislatura".

Esa nueva etapa, añaden, debe servir para "profundizar en la ampliación de los derechos sociales y económicos" de los trabajadores vascos y del resto del país, para "consolidar políticas que fomenten la paz y la convivencia democrática" en Euskadi y para abrir "un debate en torno a la plurinacionalidad del Estado" y "los derechos nacionales" de los vascos.

La coalición abertzale ha puesto en valor la imagen que la foto de Sánchez reunido con sus portavoces traslada a la ciudadanía. Según su lectura, "en un contexto político donde la crispación, el ruido y los malos modos tratan de imponerse al debate político", esta cita refleja "una forma de entender la actividad política" y de "situarse en el momento histórico actual" mediante "un ejercicio permanente de responsabilidad y respeto, por encima de otro criterio o interés".

Esa "responsabilidad", explican, es lo que les llevará a utilizar sus seis votos en el Congreso para facilitar un nuevo gobierno de coalición liderado por Sánchez.

En este contexto, han trasladado al aspirante socialista su "plena disposición a volver a colaborar con el desarrollo y consolidación de una legislatura de continuidad en sus aspectos más positivos". Eso sí, le exigen "ambición" también para resolver las cuestiones que, a su juicio, siguen pendientes en la democracia española.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El navarro Cerdán, en primera línea en el abrazo de Sánchez a los proetarras de Bildu