• miércoles, 21 de febrero de 2024
  • Actualizado 16:15
 
 

POLICÍA FORAL

El beso de Remírez a un policía foral preside las protestas de los agentes contra el consejero

El artista LKN reaparece en Pamplona pidiendo amor entre el consejero y la Policía Foral.

Concentración de la Policía Foral por el "incumplimiento" de la Ley de Policías por parte del Gobierno de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Concentración de la Policía Foral por el "incumplimiento" de la Ley de Policías por parte del Gobierno de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

LKN, el artista callejero, ha reaparecido en Pamplona colocando al final del Paseo de Sasasate, frente a las puertas del Parlamento de Navarra, justo en el lugar donde estaba prevista la concentración de policías forales en contra de la política del consejero de Interior, Javier Remírez.

La obra representa un beso entre el consejero y un agente foral con la leyenda "en los peores momentos puede surgir el amor", reclamando la comprensión del político, que viene haciendo oídos sordos al Parlamento desde hace años, no desarrollando la Ley de Policías.

No es la primera vez que el conocido como "el Bansky foral" actúa en la zona y también con besos de por medio. Hace unos meses  reflejó un beso lésbico entre la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite y la parlamentaria de Bildu, Bakartxo Ruiz, en una obra que fue retirada, precisamente por agentes de Policía Foral.

Mientras tanto, dentro, en el Parlamento, el Consejero explicaba que el Ejecutivo foral está trabajando para que el Gobierno de España conceda la "habilitación" para aplicar un incremento retributivo en la Policía Foral y ha afirmado que los Presupuestos Generales del Estado para 2023 podrían ser una vía para ello.

Esto sucedía mientras tres centenares y medio de agentes de la Policía Foral se manifestaban a las puertas del Parlamento tras un pancarta en la que se leía 'El Gobierno de Navarra incumple la ley de Policías. Remírez ponte a trabajar ya'. Los agentes protestaban con silbatos y bocinas, y elevaban el tono de su protesta coincidiendo con la llegada a la Cámara de la presidenta María Chivite y del consejero Javier Remírez.

Uno de los agentes ha dado lectura a un documento en el que acusan a Remírez de "incompetente", "mentiroso", "charlatán" e "insumiso"; y han vuelto a reclamarle el desarrollo del reglamento y las competencias de tráfico.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El beso de Remírez a un policía foral preside las protestas de los agentes contra el consejero