• domingo, 21 de julio de 2024
  • Actualizado 11:22
 
 

SOCIEDAD

El futurista tratamiento en Navarra para curar una molesta enfermedad: ya se ha probado con 300 pacientes

Se trata de una novedosa técnica, muy segura, que pretende sustituir a otras anteriores. 

Realización de técnica de ablación por campo pulsado para el tratamiento de la fibrilación auricular en la sede de la Clínica Universidad de Navarra en Pamplona. CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Realización de técnica de ablación por campo pulsado para el tratamiento de la fibrilación auricular en la sede de la Clínica Universidad de Navarra en Pamplona. CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

La fibrilación auricular es una afección que provoca un ritmo irregular del corazón y que se manifiesta en forma de arritmias que pueden llegar a incapacitar a quienes las sufren. Los pacientes suelen presentar palpitaciones, dolor en el pecho, fatiga, mareos o sensación de ahogo y, peor aún, embolias e ictus.

La Clínica Universidad de Navarra ha intervenido a más de trescientos pacientes con esta dolencia cardiaca desde que implantara, hace poco más de un año, la técnica de ablación por campo pulsado para corregir este problema.

Se trata de un procedimiento, que según el Dr. Ignacio García Bolao, director del Departamento de Cardiología de la Clínica, “permite tratar con energía eléctrica células concretas del corazón, de manera selectiva y con mayor seguridad y precisión para eliminar la arritmia”.

Del total de pacientes tratados en la Clínica, el 88% con fibrilación auricular paroxística –cuando las arritmias aparecen con una duración inferior a una semana- no ha sufrido nuevos episodios durante los seis meses posteriores a la intervención y no han necesitado medicación antiarrítmica.

Ese porcentaje ha sido del 79% en pacientes con fibrilación auricular persistente, que es la que se prolonga durante más de siete días.  

“Las intervenciones han tenido una duración media de 38 minutos, lo que supone una reducción considerable con respecto a otras técnicas de ablación de fibrilación auricular”, explica el Dr. García Bolao. Este tipo de intervención mínimamente invasiva reduce así el riesgo asociado por su corta duración y es mucho mejor tolerado por el paciente.

PROCEDIMIENTO MUY SEGURO

Tras trescientos pacientes tratados en la Clínica, la evidencia clínica demuestra que el porcentaje de complicaciones es “extraordinariamente bajo”. En concreto, según el Dr. García Bolao, “se ha situado en menos del 1%, un dato claramente inferior a lo observado en técnicas tradicionales.

De hecho, este sistema pretende sustituir a anteriores procedimientos en los que se utilizaba frío o calor -energías térmicas que no discriminan el tipo de tejido anormal que hay que eliminar-”. Los pacientes intervenidos, en la mayoría de los casos, han sido dados de alta al día siguiente de la intervención sin necesidad de regresar a la consulta hasta tres meses después de la intervención.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El futurista tratamiento en Navarra para curar una molesta enfermedad: ya se ha probado con 300 pacientes