• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 21:52
 
 

SOCIEDAD

El jefe de Policía Nacional de Navarra anuncia su retiro: "Ha sido de las mejores etapas de mi vida"

El jefe superior del cuerpo, José María Borja, ha anunciado que esta será la última vez que presida la conmemoración del patrón de los Santos Ángeles Custodios.

Acto para conmemorar la festividad de los Santos Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo Nacional de Policía Nacional en el Parque de Antoniutti de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Acto para conmemorar la festividad de los Santos Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo Nacional de Policía Nacional en el Parque de Antoniutti de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

La Policía Nacional de Navarra ha conmemorado este lunes en Pamplona su patrón, la festividad de los Santos Ángeles Custodios, en un acto en el que el jefe superior del cuerpo, José María Borja, ha destacado "los estándares de seguridad de la Comunidad foral", que están "entre los mejores de España".

El acto ha estado presidido por la presidenta de Navarra, María Chivite, el delegado del Gobierno de España en Navarra en funciones, Valentín Velasco, y autoridades civiles y militares de la Comunidad foral, como la alcaldesa de Pamplona, Cristina Ibarrola, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve, o representantes de UPN, PSN y PPN.

Durante el evento ha tenido lugar la imposición de condecoraciones a miembros de la Policía Nacional y personal ajeno que con su actuación "han prestigiado al Cuerpo Nacional de Policía". También se ha realizado un homenaje a los policías caídos en acto de servicio y una formación de honor con unidades representativas de la Policía Nacional.

En su intervención, José María Borja ha afirmado que en Navarra el cuerpo policial cuenta con 628 efectivos, de los cuales, 91 (el 14,9%) son mujeres. Hasta agosto, según Borja, se han atendido 4.450 infracciones penales, de las cuales, 1.358 han sido esclarecidas y se han realizado 670 detenciones. "A pesar de estas cifras, podemos aseverar que los estándares de seguridad de la Comunidad foral están entre los mejores de España", ha subrayado Borja, que ha añadido que "la alta especialización y cualificación" de las unidades del cuerpo policial ha permitido el desarrollo de operaciones de "gran relevancia" que han derivado en la desarticulación de organizaciones criminales vinculadas con el tráfico de drogas, delitos telemáticos, delitos contra la libertad sexual y explotación laboral y sexual.

En cuanto a violencia de género, ha asegurado que "no hemos escatimado esfuerzos", y que se han desarrollado 421 actuaciones protectoras a posibles víctimas y 2.300 valoraciones de riesgo. En la actualidad, según ha dicho, son 149 las víctimas activas que cuentan con protección policial.

Respecto a la lucha contra el terrorismo yihadista, la radicalización, los extremismos, los relatos de odio o la desinformación, Borja ha remarcado que son "prioridad" para Policía Nacional.

Ha citado también otras actuaciones realizadas por Policía Nacional, como la gestión documental -con la expedición de 93.000 documentos, entre DNI y pasaporte, y 12.000 tarjetas de identificación de extranjeros-, los 77 servicios humanitarios y 22 auxilios prestados a peregrinos en época de frío y nieve, o las charlas impartidas en colegios.

"Estamos en un mundo cambiante, y para la Policía Nacional uno de los retos de futuro más apremiantes es la capacidad para asumir esos cambios y amenazas emergentes y mantener el equilibrio ante situaciones a las que no estamos familiarizados. Necesitamos reinventarnos una y otra vez", ha indicado, tras añadir que "la convivencia y el compromiso son metas difíciles de lograr en una sociedad donde, con demasiada frecuencia, impera la polaridad".

Según Borja, "alcanzar los estándares de paz de los que hoy goza la sociedad navarra ha costado mucho esfuerzo", y "tenemos la obligación moral todos de mantenerla y mejorarla". En este sentido, ha indicado que "la Policía Nacional no puede caminar sola, necesitamos sinergias de otras instituciones".

"Nuestra vida va a seguir condicionada por otros riesgos y amenazas que, si bien han sido minimizadas o debilitadas, volverán a emerger con igual o mayor virulencia", ha apuntado, en relación al terrorismo y el crimen organizado, delitos de odio y los cometidos a través de internet, que "suelen alterar la paz y la convivencia pacífica". A su juicio, "muchos de estos delitos", suelen estar vinculados a la situación política, social y económica del país.

En este sentido, ha mencionado la futura elaboración de un protocolo de apoyo a los más vulnerables, de forma especial a los afectados por violencia en el ámbito de género, trata y tráfico de personas. También ha destacado que la creación del centro universitario de la policía "constituye un salto de calidad en la reparación y especialización de todos los policías".

Además, ha anunciado que el próximo 13 de enero tendrá lugar el bicentenario de la creación de la Policía Nacional, una efeméride que es posible ya que "la sociedad y sus ciudadanos, así como las diferentes instituciones, lo han querido, porque consideran que somos útiles". "Muy pocas organizaciones tienen la oportunidad de celebrar la existencia de 200 años. Somos privilegiados", ha reivindicado.

Borja ha añadido que "en el devenir de nuestra historia hemos tenido diferentes denominaciones, pero lo que nunca hemos variado han sido los principios que dieron pie a nuestro nacimiento: ser garantes de los derechos y libertades y de la seguridad y libertad de todos los españoles". Así, ha remarcado que el cuerpo policial es "una de las organizaciones más apreciadas y mejor valoradas por la sociedad". "Pero no debemos caer en la complacencia, no pensemos que ya tenemos ganado un crédito ilimitado. En nuestra ingente tarea no hay descanso, la exigencia y nuestro compromiso debe ser también mayor", ha reivindicado.

Por otro lado, ha anunciado que esta será la última vez que presida la conmemoración del patrón del cuerpo como jefe superior, ya que "la edad es un testigo implacable que nos marca el fin de un ciclo de vida". Ha asegurado Borja que la desarrollada en Navarra ha sido "una de las mejores etapas personales y profesionales de mi vida". "He intentado realizar mi trabajo con el mayor rigor y exigencia, siendo consciente de que debo ser un referente moral y profesional para todos las policías y demás personas que trabajan en esta jefatura, así como para la ciudadanía", ha dicho.

Así, ha subrayado que "habré cometido errores en mis decisiones" porque "soy humano", pero que todos ellos habrán sido por "desinformación o circunstancias sobrevenidas, nunca desde la improvisación, la desidia, la mezquindad o el ánimo de perjudicar".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El jefe de Policía Nacional de Navarra anuncia su retiro: "Ha sido de las mejores etapas de mi vida"