• miércoles, 17 de abril de 2024
  • Actualizado 17:30
 
 

SOCIEDAD

Comer dentro de una estación de tren abandonada es posible en el pueblo de moda en Navarra

Este restaurante es muy conocido por incluir productos locales en casi todas sus deliciosas recetas. 

Estación del tren Plazaola en Lecumberri. KANTINA DEL PLAZAOLA
Estación del tren Plazaola en Lecumberri. KANTINA DEL PLAZAOLA

Comer en una estación de tren abandonada tiene su encanto. Y si no que se lo digan a los clientes de la Kantina del Plazaola, un restaurante de Lecumberri ubicado en la estación en la que paraba el ferrocarril que le da nombre. El Ferrocarril Plazaola realizó su último viaje en 1953. Sin embargo, su impronta sigue hoy muy viva en muchos de los pueblos que atravesó este tren minero, que después transportó pasajeros. Es el caso de Lecumberri, un destino ideal para conocer su historia y uno de los pueblos navarros de moda después de que fuese reconocido como Mejor Pueblo Turístico a nivel mundial en 2021.

De esta forma, los visitantes, pueden comer en la antigua estación, ahora reformada, junto a las vías del tren. Allí, ha modo de recuerdo, permanece un coche de este histórico ferrocarril.

En 1914 este modesto tren minero realizó su primer viaje. Unía Navarra y Guipúzcoa. Y lo hacía atravesando parajes tan bucólicos como el de Dos Hermanas. El origen del ferrocarril lo encontramos en el yacimiento de hierro Bizkotx, en el valle de Leizarán (Guipúzcoa). Posteriormente, pasaría a llamarse Plazaola. De ahí el nombre del tren.

De una forma u otra, era necesario trasladar el mineral hasta acerías y puertos. Por eso, en 1905 se contruyó el primer tren minero. Pero no fue hasta el 24 de enero de 1914 cuando se inauguró la ruta que unía Pamplona con San Sebastián en tan sólo tres horas. Los primeros convoyes llegaron ese año a Pamplona ya convertidos en trenes de mineros y pasajeros. 

Precisamente, uno de los pueblos navarros en los que paraba este tren era Lecumberri. La histórica estación fue restaurada en 1998. Desde entonces, alberga en su interior la sede del Consorcio Turístico del Plazaola, y la Oficina de Turismo de Lecumberri. También se adecuó el edificio de los lavabos, y otro que servía como almacén.

Precisamente, en el interior de esta última edificación, junto a las antiguas vías del tren, se encuentra La Kantina del Plazaola. Un buen sitio para hacer una parada y llenar el estómago después de realizar una excursión por la Vía Verde del Plazaola. En las vías del tren hay un histórico coche del Plazaola. Durante un tiempo sirvió de zona de juegos infantil, pero actualmente es un punto de alquiler de bicicletas. 

  1. LECUMBERRI
  2. ¿QUÉ VER?
  3. LA KANTINA DEL PLAZAOLA
  4. OTROS LUGARES PARA COMER
  5. ALOJAMIENTOS

LECUMBERRI

Lecumberri es una localidad fronteriza de Navarra, cuya historia está marcada por los constantes ataques de castellanos, guipuzcoanos y franceses. En sus orígenes, tenía un palacio y una torre defensiva. 

Desde el siglo XIII se tiene constancia de su actividad aduanera. Es decir, los comerciantes pagaban en esta localidad sus impuestos al Reino de Navarra. Además, se sabe que en el siglo XIX este municipio tenía los siguientes servicios: Dos tiendas, dos posadas, taberna, escuela de niños y de niñas y abad de la iglesia parroquial, al que proveían los vecinos. Funcionaba también un molino con dos mulas. En los años 20, había fábrica de harinas, de chocolate, de sal, serrería y un convento.

Esta localidad tuvo su momento de explendor en el siglo XVI, cuando  empezó a experimentar un gran tráfico de gentes que pasaban por la localidad atravesando el valle de Larráun. Gracias a ello, los vecinos se enriquecieron. Todavía hoy se conservan antiguos y señoriales caseríos, prueba inequívoca de esta época dorada.

¿QUÉ VER?

En la página web del Ayuntamiento de Lecumberri encuentras una extensa guía de puntos de interés y actividades para realizar durante tu visita al municipio. Si te gusta andar y disfrutar de la naturaleza, puedes hacer una caminata por la Vía Verde del Plazaola. De esta forma, conocerás los antiguos túneles por los que pasaba el Ferrocarril Plazaola. Incluso, podrás alcanzar caminando y visitar localidades vecinas como Leiza o Latasa. 

Pero si decides quedarte dentro de la localidad, también puedes visitar algunos de sus rincones más emblemáticos. ¿Por ejemplo? El lavadero, lugar donde las mujeres hacían la colada. También es recomendable la visita a la Parroquia de San Juan, que data del siglo XIV, o pasear por la calle Aralar para ver los caserones del siglo XIX.

Si el tiempo acompaña, puedes disfrutar de un agradable picnic en la zona del parque Beigorri adaptada para esta actividad. Se trata de un robledal con mesas y barbacoa. En este mismo parque dispone de una zona de aventura, con cuatro circuitos de puentes colgantes y tirolinas. 

Cerca de Lecumberri también se pueden conocer otros enclaves turísticos de mucho interés en Navarra. Por ejemplo, el santuario de San Miguel de Aralar o la Cueva de Mendukilo. 

LA KANTINA DEL PLAZAOLA

Para los que quieran adentrarse de lleno en la historia de Ferrocarri Plazaola durante su visita a Lecumberri, una buena opción puede ser comer en La Kantina del Plazaola, un restaurante ubicado en el antiguo almacén de la estación. Se encuentra al lado de la Vía Verde, junto a un fragmento de vías del tren y un antiguo coche que ahora hace las veces de establecimiento de alquiler de bicicletas. Además, justo al lado, se encuentra la Oficina de Turismo

Este restaurante pone mucho empeño en incluir productos locales en sus platos. De esta forma, la Ternera de Navarra, el Potro de Navarra, los Pimientos del Piquillo de la Ribera o el Queso Ideazábal aparecen en las diferentes elaboraciones de este local. 

Uno de sus puntos fuertes son las hamburguesas. Los clientes pueden elegir entre cuatro tipos de pan y cinco carnes. Y hay 13 variedades de combinación de ingredientes para disfrutar de una suculenta hamburguesa en La Kantina. 

Además, el local dispone de numerosas raciones para compartir, ensaladas, sandwitches, platos combinados y postres. Si pasas por ahí para tomar un tentempié, también encontrarás riquísimos pinchos en la barra

OTROS LUGARES PARA COMER

Lecumberri cuenta con una gran oferta de restaurantes para comer durante la visita al pueblo. Te proponemos otros cinco establecimientos en los que puedes comer

  • Maskarada Denda
  • Amairu 13
  • Epeleta
  • Sidrería Toki-Alai
  • Hostal Elosta 

ALOJAMIENTOS

Desde luego, si hay que destacar uno de los alojamientos en Lecumberri ese es el Hotel Ayestarán. Inaugurado en 1912, por sus habitaciones han pasado personajes tan ilustres como Ernest Hemingway u Orson Welles.

Pero esta localidad cuenta con otras muchas posibilidades para alojarte y pasar unos días de desconexión increibles. Estos son algunos de ellos: 

  • Camping Aralar 
  • Casa rural Ezkilenea
  • Casa rural Iturburu
  • Casa rural Barbones 
  • Hostal Elosta 
  • Casa rural Iribsenea


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Comer dentro de una estación de tren abandonada es posible en el pueblo de moda en Navarra