• miércoles, 29 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Los médicos navarros se hartan de la gestión sanitaria de Chivite y anuncian una huelga indefinida

Señalan que el actual ejecutivo culpa a los usuarios y a los médicos de las listas de espera sin saber corregir los problemas

Concentración convocada por el Sindicato Médico de Navarra bajo el lema 'Recuperemos la sanidad navarra'. IÑIGO ALZUGARAY
Manifestación en el contexto de la última huelga de Médicos en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

Los médicos de Navarra volverán a la huelga. Apenas un año y tres meses después de que iniciaran un conflicto laboral con el departamento de Salud del Gobierno de Navarra, el Sindicato Médico ha convocado una huelga de facultativos indefinida, fija y discontinua, de toda Navarra con inicio el próximo mes de octubre y con un cronograma de paros intermitentes que se extenderá, al menos, hasta el final de la legislatura.

Según dicen, se ven abocados a esta situación "por la ineficiencia del actual equipo del Departamento de Salud liderado por Fernando Domínguez".

"Aunque como en las anteriores convocatorias sobran motivos para iniciar de nuevo movilizaciones en esta ocasión, dada la inédita situación en la que se encuentra la Sanidad en Navarra, la huelga médica es más necesaria que nunca", aseguran desde el sindicato.

Según dicen, "el constante aumento de las listas de espera, la falta cada vez mayor de facultativos en toda Navarra y en todos los ámbitos, con la consiguiente sobrecarga laboral para el resto de los compañeros, hace que el deterioro de la calidad de la atención sanitaria empiece a ser un problema irresoluble para este Gobierno".

De esta forma, señalan que "el actual ejecutivo culpa a los usuarios y a los trabajadores en lugar de aceptar la falta de un proyecto real basado en dotar de los recursos necesarios tanto económicos como personales, así como la falta de una gestión innovadora que sepa corregir los problemas actuales y tener visión de futuro para adelantarse a las necesidades que la población navarra va a presentar en años venideros".

Asimismo, recuerdan que otras comunidades autónomas "ya han iniciado medidas eficaces para captar a los escasos médicos disponibles, dado el entorno de escasez de personal cualificado actual y que se va a prolongar, como poco, varios años más. A Navarra no se la espera en esta competición".

En este sentido, inciden en que "los gestores sanitarios forales han decidido ignorar de forma sistemática los problemas reales, así como desoír las propuestas de los facultativos y a su órgano de representación, el SMN, que vienen desde hace varios años denunciando la deriva del sistema sanitario. Esta actitud se debe a que los dirigentes navarros se han quedado anclados en el glorioso pasado de la Comunidad Foral de Navarra como pionera en sanidad, gestionando sin el empuje, las iniciativas, las novedades y las ilusiones necesarias para dar respuesta a las necesidades (y derechos) de sus ciudadanos".

A todo esto, tenemos que añadir lo que han denominado "perversa campaña emprendida por el Departamento de Salud" cuyo objetivo es "intentar desprestigiar al colectivo de facultativos con el fin de distraer a la población de la ineficacia del actual equipo de Salud". Esta campaña no ha hecho más que "aumentar el malestar entre los facultativos que ven como se incrementan cada día más las listas de espera y la presión social sobre ellos, a pesar de sufrir una progresiva e inasumible sobrecarga asistencial. Hemos perdido la esperanza de mejora a la vista de la falta de soluciones reales"

De este modo, subrayan que "para poder sostener el sistema sanitario se necesita tener las plantillas de médicos completas, que los facultativos tengan tiempo para atender a los pacientes, que se disponga de los medios para poder ser resolutivos, y disminuir las tareas burocráticas que no añaden valor a la atención del ciudadano".

"Dado que a corto o medio plazo no se espera un cambio en la gestión sanitara y que solo cuando se plantea una movilización se producen movimientos políticos que afronten los cambios necesarios, se ha decidido convocar de nuevo una huelga", remarcan.

Así, está previsto parar la actividad un mes cada semestre hasta el final de la legislatura con fechas que ya han quedado fijadas en la convocatoria presentada ante las autoridades competentes, con la esperanza de que sus reivindicaciones sean "rápidamente atendidas" por el bien de la sanidad foral y sus pacientes usuarios.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los médicos navarros se hartan de la gestión sanitaria de Chivite y anuncian una huelga indefinida