• jueves, 18 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

El monasterio de Navarra que luce en todo su esplendor tras las obras de restauración

Se podrá visitar el templo a través de las visitas guiadas gratuitas a partir del 4 de mayo.

El Monasterio de la Oliva antes y después de la restauración. GOBIERNO DE NAVARRA
El Monasterio de la Oliva antes y después de la restauración. GOBIERNO DE NAVARRA

La iglesia abacial del monasterio de Santa María de La Oliva luce en todo su esplendor después de las obras de restauración a las que ha sido sometido y que han supuesto una inversión de 2,5 millones de euros.

Desde septiembre de 2022 la iglesia ha sido objeto de distintos trabajos con la finalidad de recuperar las cualidades arquitectónicas del interior del templo que habitan los monjes cistercienses trapenses desde 1927. Trabajos que han sido promovidos por la comunidad de monjes cistercienses y que han contado con la dirección del personal técnico del Servicio de Patrimonio Histórico de la Institución Príncipe de Viana.

 

En concreto, se han renovado los suelos y todos los pavimentos, de paramentos y bóvedas, que conservaban restos de pinturas murales de época medieval, de vidrieras y cierres de alabastros, de las carpinterías históricas de puertas y la cancela de acceso, y de las instalaciones de calefacción -se ha instalado suelo radiante-, electricidad e iluminación, con el fin de "mejorar las condiciones de uso y conservación y posibilitar una mejor percepción y aprecio por parte de quienes viven y visitan la iglesia", ha explicado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

Además, se ha procedido al estudio, limpieza y consolidación de restos importantes de pinturas murales de época medieval y renacentista con despieces, de indudable valor cultural e histórico, en las bóvedas y muros de la iglesia, además de grafitos en la nave lateral sur. También se ha intervenido en los bienes muebles y el mobiliario litúrgico vinculado al culto.

Todos estos trabajos han contado un seguimiento arqueológico que ha permitido confirmar que no hubo en este lugar edificios de culto de época medieval anteriores a la actual iglesia y que el templo abacial no fue utilizado como lugar ordinario de enterramiento, si bien fueron localizados algunos enterramientos en la zona del ábside y capillas que correspondían a adultos y hombres, por lo que probablemente se trataban de personas religiosas.

La intervención arqueológica también ha permitido localizar y documentar pavimentos de morteros en la zona del presbiterio y de época renacentista y barroca en las naves, así como el cimiento del coro barroco que se situaba en la nave central, que fue trasladado con motivo de la desamortización del XIX a las parroquias de Murillo El Fruto y San Pedro de Olite, y de varios hornos de fundición de campanas.

Las obras de restauración arquitectónica de la iglesia abacial de La Oliva, como toda actuación sobre un edificio monumental, "han pretendido mejorar su comprensión histórica, recuperar su valor arquitectónico, en los aspectos formales, constructivos y funcionales, y adecuar y mejorar el uso del edificio para que pueda ser vivido por todos, con el objetivo de preservar para generaciones venideras una valiosa herencia cultural recibida".

Una vez que concluyan los trabajos de restauración quienes así lo deseen podrán visitar el templo a través de las visitas guiadas gratuitas que ofrecerá el Servicio de Patrimonio Histórico a partir del 4 de mayo. La cita será cada sábado de 10:30 a 12:00 horas y será necesario reservar a través de la web http://www.rutasvivamus.com. Las visitas se prolongarán hasta el próximo 22 de junio.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El monasterio de Navarra que luce en todo su esplendor tras las obras de restauración