• sábado, 15 de junio de 2024
  • Actualizado 11:55
 
 

SOCIEDAD

El restaurante de un pueblo de Navarra de toda la vida donde comer como en casa

Se accede por la N-121-A y fue uno de los primeros destinos gastronómicos a pie de carretera.

Restaurante Benta Miguel en el Valle de la Ulzama. restaurantebentamiguel.com
Restaurante Benta Miguel en el Valle de la Ulzama. restaurantebentamiguel.com

Por la carretera N-121-A uno se puede cruzar con pueblos y valles preciosos que invitan a visitar y conocer. Antes de llegar al puerto de Belate y en el corazón del Valle de la Ulzama, se encuentra Ventas de Arraiz, un lugar donde dejarse llevar. 

En este lugar se encuentra el Restaurante Benta Miguel, a los pies del puerto de Belate. El edificio que alberga el restaurante está datado de antes de 1800 y solía ser una posada o venta para los carreteros de antaño. Es una construcción imponente de madera y gruesas paredes de piedra, típica de la región.

La estratégica ubicación del restaurante, cerca de un puerto de montaña, fue uno de los primeros destinos gastronómicos a pie de carretera, ofreciendo un lugar de descanso y comida para los viajeros que antiguamente transitaban en diligencias.

En sus orígenes, el restaurante estaba ligado a una explotación ganadera y a un pequeño huerto familiar. Actualmente, parte de la ganadería y la agricultura continúan en actividad, garantizando así la calidad de los productos utilizados en la cocina.

El negocio está en manos de la cuarta generación de la misma familia, y ofrecen una cocina tradicional elaborada con ingredientes de primera calidad. 

"Muchas de nuestras recetas han pasado de generación en generación, preservando el conocimiento de los métodos tradicionales para preparar guisos, asados y postres. Mantenemos viva la esencia de la cocina tradicional, adaptándonos a los tiempos actuales y convirtiéndonos en una parada ideal para el turismo rural", añaden en su página web. 

En 2009, la Academia Navarra de Gastronomía otorgó un reconocimiento a todas las ventas existentes en Navarra, incluyendo al Restaurante Benta Miguel. 

El menú del día tiene una larga tradición en Benta Miguel. "En 1997, creamos un menú económico para satisfacer las necesidades de los trabajadores que construían el túnel de Belate. Hoy en día, este menú se ofrece tanto a trabajadores como a turistas de lunes a viernes. Por 16€, puedes disfrutar de ensaladas, potajes, carnes, pescados y postres, con bebida incluida", cuentan. 

"Los fines de semana y festivos, ofrecemos un menú asequible por 33€, que incluye un primer plato, un segundo y un postre, con bebida incluida. Cada fin de semana, variamos los platos para satisfacer tanto a nuestros clientes habituales como a los nuevos visitantes que deseen descubrir nuestra cocina", finalizan. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El restaurante de un pueblo de Navarra de toda la vida donde comer como en casa