• sábado, 09 de diciembre de 2023
  • Actualizado 14:25
 
 

TRIBUNALES

Discrepancias de la fiscalía y la acusación particular en el crimen de Villava: ¿Qué papel tuvo la mujer?

Se trata de Diana S., esposa del autor material 

Cuatro hombres y cinco mujeres juzgarán el crimen perpetrado en Villava el 14 de enero de este año, en el que un vecino de Pamplona fue asesinado a cuchilladas en un vehículo estacionado frente al hotel de la localidad. El juicio ha comenzado este lunes en la Audiencia de Navarra con la elección de los nueve miembros del jurado popular y de los dos suplentes. La fiscalía solicita una pena de 20 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía para el autor material del crimen y para un cómplice, así como un año y nueve meses para la pareja del primero por encubrimiento. La acusación eleva de encubrimiento a cooperación necesaria el papel de la tercera acusada y solicita 20 años para los tres. EFE / JESÚS DIGES / ARCHIVO
Cuatro hombres y cinco mujeres juzgarán el crimen perpetrado en Villava el 14 de enero de este año, en el que un vecino de Pamplona fue asesinado a cuchilladas en un vehículo estacionado frente al hotel de la localidad. El juicio ha comenzado este lunes en la Audiencia de Navarra con la elección de los nueve miembros del jurado popular y de los dos suplentes. La fiscalía solicita una pena de 20 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía para el autor material del crimen y para un cómplice, así como un año y nueve meses para la pareja del primero por encubrimiento. La acusación eleva de encubrimiento a cooperación necesaria el papel de la tercera acusada y solicita 20 años para los tres. EFE / JESÚS DIGES / ARCHIVO

La acusación particular del crimen de Villava, encarnada por la familia de la víctima, Alfredo Ogando U., ha coincidido en gran medida por el relato presentado por la fiscalía, con la única discrepancia de la participación de Diana S., esposa del autor material del asesinato con alevosía, Yaronknys Miguel J., a quien también le pide 20 años.

Esa misma pena solicita para su marido y al acusado como cooperador necesario, Emmanuel F, sin descartar que ella sea cómplice, en lugar de coautora.

“Hemos escuchado un compendio de mentiras y falsedades por parte de los acusados”, ha comenzado el abogado, y ha explicado que “no es un motivo de celos. Ya antes, Yaronknys había intentado quedar con Alfredo el 7 de enero”, dejando entrever el motivo del tráfico de drogas como móvil del asesinato.

Emmanuel se quedó hablando con Diana en el interior de la discoteca, después de que la Policía Nacional, sin saberlo, frustrara el asesinato, cuando incautó el cuchillo y la pistola de aire comprimido en Pamplona”, ha narrado, y fue ahí cuando, según su versión, confeccionaron la segunda parte del plan.

“Después de todo ello, Diana comenzó a enviar mensajes cariñosos a Alfredo para llevárselo a otro lado”, ha proseguido, y, entonces, “Yaronknys les sigue sin intervenir en ningún momento, algo raro si, según él, no sabía con quién le era infiel su mujer”, lo que ha explicado con el argumento de que “ya estaba apalabrado todo con Diana”.

El abogado ha continuado el relato expresando que “no era la primera vez que Diana acudía al hotel, por lo que ya sabía el precio de la habitación”. Además, “en lugar de parar en el reservado junto a la puerta, que estaba vacío, estaciona más adelante, porque había gente en la entrada que pudiera verlo todo”.

“La recepcionista atiende a Diana en la entrada del Hotel, que quería perder el tiempo dentro del establecimiento para no tener que ver nada, pero acabó viendo al coche de su marido”, ha dicho, y “por eso se sorprende tanto, porque se suponía que mientras preguntaba ya tenía que estar el crimen ejecutado”.

Según los testigos, ha asegurado, “Diana grita 'mátalo, mátalo' y no intenta detener a su marido, sino le jalea con los brazos para que prosiga”, y ha calificado la versión de la pelea y defensa propia como “inverosímil”: “No hay salpicaduras en el exterior del coche”.

Además, “después del apuñalamiento múltiple, Diana no toca la puerta del copiloto; y en el momento no declaró que intentase atarle el cinturón para trasladarlo ni preguntó en ningún momento si su amante estaba vivo”. Sin embargo, “después de ver a una persona desangrase con la yugular abierta, se preocupa por la sangre de su coche y por una botella de alcohol caro que compraron”.

Según la acusación, Diana “asegura estar bajo tratamiento psicológico, siendo mentira, y sube a redes sociales foto de su marido en República Dominicana, después de matar a su amante y huir”.

Por último, ha aseverado que “Diana aloja a Emmanuel en su casa, le paga en billete y el pasaporte falso, le informa que Alfredo está en la discoteca con ella y convence a Alfredo para que se quede con ella”. “Después de estos hechos, Diana y Yaronknys siguen siendo pareja”, ha zanjado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Discrepancias de la fiscalía y la acusación particular en el crimen de Villava: ¿Qué papel tuvo la mujer?