• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 19:32
 
 

COMERCIO LOCAL

La pescadería de Navarra que ha unido a madre e hija en un homenaje a sus abuelos pescadores

Recoge pedidos por teléfono, hace reparto a domicilio y muestra su género a los clientes en redes sociales. 

Raquel Sampedro y Edurne Vaquero han abierto la pescadería Aitona en Sarriguren con pesacado fresco y congelados de Martínez de Quel. IRANZU LARRASOAÑA
Raquel Sampedro y Edurne Vaquero han abierto la pescadería Aitona en Sarriguren con pesacado fresco y congelados de Martínez de Quel. IRANZU LARRASOAÑA

"Ponme unos doce langostinos de los que me llevé la última vez". Una clienta ultima su compra en la nueva pescadería Aitona de Sarriguren. "¿A que estaban malos?", le pregunta Raquel Sampedro Platero, de 46 años, con una sonrisa socarrona. Junto a su hija de 19 años, Edurne Vaquero Sampedro, emprendieron este negocio el pasado diciembre y aseguran que, por el momento, no les ha faltado el trabajo. 

Sampedro ha pasado prácticamente toda su carrera laboral vinculada al mundo de la pescadería. Ha trabajado en muchas ocasiones por cuenta ajena y también regentó por un tiempo su propia pescadería en Villava: "Llegó la crisis de 2008 y tuve que cerrarla", lamenta. 

Confiesa que empezó buscando locales para montar su nueva pescadería sola. Pero, por el camino, se dio cuenta de que su hija podía ser su mejor aliada y el proyecto podía servirle a la joven para encontrar una profesión. Así fue como decidieron empezar a trabajar juntas. 

No tardaron en encontrar el local de Sarriguren, en la avenida del Reino de Navarra, número 24. Y se decidieron. A muy pocos metros de este establecimiento se encuentra el bar Retrogusto, que vende cerveza y vino a domicilio

Además, ellas mismas son vecinas de esta localidad. "Los vecinos nos han recibido muy bien", asegura la madre. "No nos podemos quejar". Y eso porque el goteo de clientes es constante a media mañana. 

La pescadería Aitona cuenta ya con siete reseñas en Google con una nota de 4,7 estrellas sobre 5. Una de ellas destaca lo siguiente: "Pescadería nueva en Sarriguren. Tienen muy buen género fresco y también congelador de Martinez de Quel. La atención muy buena y los precios competitivos,y estando en las fechas que estamos. Además está al ladico de una carnicería y una panadería, ¡todo un acierto!".

Los clientes de la pescadería Aitona en Sarriguren suelen optar por pescado muy limpio y en filetes ya que es más cómodo para cocinar. IRANZU LARRASOAÑA
Los clientes de la pescadería Aitona en Sarriguren suelen optar por pescado muy limpio y en filetes ya que es más cómodo para cocinar. IRANZU LARRASOAÑA

¿Los productos estrella? Lo que más se vende en esta pescadería es el salmón, el gallo, la lubina y la dorada. "Todo muy limpio y en filetes. Los clientes buscan cada vez más la comodidad", puntualiza la cofundadora de Aitona.

No obstante, Sampedro reconoce que han notado un parón después de la campaña de Navidad. Lo achaca a la crisis y a la subida de precios que sufre en general todo el sector de la alimentación: "A la gente le cuesta, cada vez más, gastar". 

UN HOMENAJE A LOS ABUELOS

El nombre de la pescadería Aitona esconde una historia familiar vinculada al mar. 'Aitona' es una palabra en euskera que traducida al castellano significa 'abuelo'. "Mi padre fue pescador en Terranova y mi suegro también pescaba", explica Sampedro. 

De esta manera, la pescadería rinde homenaje a los abuelos de su hija con el nombre y el logo, en el que también aparecen reflejados. No en vano, madre e hija siguen ahora vinculadas al mar trayendo el mejor género hasta Sarriguren. "Tenemos pescado del día y apostamos siempre por las lonjas del Cantábrico", asegura.

Y también cuentan con un expositor de productos congelados de Martínez de Quel. "Está todo riquísimo", indica Sampedro, quien explica que han apostado por esta marca de congelados debido "a su calidad". 

Además han abierto su pescadería a las redes sociales. Así, dos veces por semana muestran en un vídeo el género que tienen a través de Instagram y un grupo de difusión de Whatsapp. "Nos hacen pedidos por teléfono y después pueden recogerlo en tienda o también hacemos reparto a domicilio en todo el valle por las tardes".

Eso sí, Sampedro reconoce que la mayoría de clientes sigue prefiriendo ir a comprar a la tienda: "Les gusta ver in situ el género que van a comprar". Y también traen género por encargo a demanda de los clientes que lo piden. 

En definitiva, el balance de estos primeros meses de rodaje de la pescadería Aitona es positivo. "Nos estamos apañando muy bien trabajando juntas", asegura la madre mientras su hija atiende a uno de los clientes.

Y eso a pesar del intenso trabajo: "Pasamos muchas horas en la pescadería porque todavía estoy enseñándole a Edurne y no podemos hacer turnos", reconoce. "Podías estar ya echándonos los trastos a la cabeza, per no. Estamos reforzando el vínculo madre e hija".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La pescadería de Navarra que ha unido a madre e hija en un homenaje a sus abuelos pescadores