• martes, 23 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

POLÍTICA

Alzórriz 'invita' al presidente de Castilla La Mancha a que abandone el PSOE: "Ya cansa"

Utiliza las redes sociales para descalificar a Emiliano García Page por defender los intereses de los castellano manchegos.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el secretario de organización del PSN, Ramón Alzórriz.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el secretario de organización del PSN, Ramón Alzórriz.

El secretario de Organización del PSOE en Navarra, Ramón Alzórriz ha invitado veladamente al secretario general del PSOE de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page a que se dé de baja en el partido en el que ambos militan.

A Alzórriz, que esta semana ha votado en contra de la Monarquía en el Parlamento de Navarra y después se inventó que era un bulo, o que recientemente se adjudicó el papel de censor sobre quién es bienvenido a Navarra y quién no, parece que le molestan las voces disidentes en su partido, no sólo Emiliano García-Page, sino también históricos dirigentes del PSOE como Felipe González o Alfonso Guerra.

Le ha invitado veladamente a marcharse a la vista de todo el mundo, en la red social X, antes conocida como Twitter, donde, al hilo de las declaraciones del castellano manchego en contra del trato preferencial que Pedro Sánchez dispensa a los separatistas catalanes y a la financiación y condonación de su deuda, con el único fin de mantenerse fuertemente aferrado a La Moncloa.

Page, cargó este viernes contra las propuestas contempladas por el Gobierno en materia de financiación autonómica para dotar a Catalunya de lo que ha denominado un “tratamiento especial”. Señaló que de aprobarse esos “privilegios”, sería “un precio demasiado caro por mantener un puesto”, en referencia a los pactos del Gobierno de Pedro Sánchez con los partidos independentistas.

“Solo faltaría que encima toda la fiesta independentista la terminemos pagando entre todos”, apuntó García-Page, después de que este jueves la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, afirmase que Catalunya debe tener “un tratamiento especial” en el debate financiero.

El mandatario castellanomanchego cuestionó los motivos reales de las peticiones de la Generalitat, afirmando que “la gran diferencia que hay, y no es una singularidad, es una ofensa, es que aquí no gastamos ni un solo euro en tener embajadas en el extranjero”. “Es una propaganda para romper España”, ha añadido.

García-Page afirmó que ya “bastante duro es tener que pactar o tragar con la ultraderecha catalana”, declarando que le ofende “cómo en este país se hace pasar a la extrema derecha catalana, a la ultraderecha, es decir, a Puigdemont” como progresista, rechazando la concesión de un tratamiento especial en materia financiera.

“De ninguna manera, no lo vamos a consentir”, ha afirmado García-Page. “Sería un precio demasiado caro por mantener un puesto”, ha sentenciado.

Estas palabras de Emiliano García Page no han sentado nada bien al secretario de organización de los socialistas navarros, que ha respondido afirmando que "cuando uno está en un partido, y piensa más como otros que como nosotros, igual es que no está en el partido que le gusta".

Alzórriz no hace ninguna mención a que él mismo, por orden de su líder, Pedro Sánchez, y al igual que todos los que viven de algún cargo político público dependiente del PSOE, han cambiado de opinión al mismo tiempo que se hizo necesario para aferrarse al poder en la Moncloa.

Y en el caso concreto de Navarra es más grave si cabe, porque los cambios de opinión les llevaron a pactar directamente con los herederos de los asesinos de ETA.

Y más concretamente todavía en el caso de Alzórriz, que le llevó a sentarse en la mesa él personalmente con aquel que mandaba en el brazo político de ETA, Adolfo Araiz cuando diseñaron y aprobaron la denominada "ponencia Oldartzen", que daba carta blanca a ETA para asesinar políticos y periodistas además de policías, guardias civiles y militares.

Asimismo, Alzórriz sostiene en su tuit (En referencia a Page) que "cuando ataca permanentemente a su propio partido y le hace el juego a las derechas igual está en el partido incorrecto para él", lo que supone de facto una invitación a acatar la imposición de Ferraz, o marcharse del partido.

Alzórriz termina su tuit expresando su hartazgo con las voces disidentes en el partido de aquellos que les recuerdan que en política no vale todo para aferrarse al poder, aunque él haga todo lo necesario para mantener su cargo y su sueldo público. Así termina diciendo un lacónico "ya cansa".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alzórriz 'invita' al presidente de Castilla La Mancha a que abandone el PSOE: "Ya cansa"