• jueves, 18 de julio de 2024
  • Actualizado 12:44
 
 

FINANCIACIÓN

Navarra sigue buscando personal cualificado

Navarra está viviendo un momento de contradicción en el marco laboral. Pese a que hay puestos de trabajo y profesionales buscando empleo, éstos quedan desiertos.

Una chicha utiliza un ordenador portátil desde casa mientras toma un café. CEDIDA
Una chicha utiliza un ordenador portátil desde casa mientras toma un café. CEDIDA

La clave para comprender esta contradicción está, precisamente, en la formación. Apenas hay personal cualificado para según qué trabajos y eso está creando una migración de profesionales de otras comunidades autónomas en busca del hueco en la empresa especializada de esta Comunidad Foral.

De ahí que uno de los principales objetivos de todo el que está en búsqueda activa de empleo en esta zona sea formarse en las últimas novedades, tecnologías y disciplinas para poder acceder a empleos de calidad.

“Actualmente, en el mercado de formación hay numerosas formas de poder cursar especialidades que se adecúen a la petición de las empresas. Navarra, actualmente, por ejemplo, está siendo referente para muchas empresas de reciclaje y energía. Conseguir profesionales que puedan desarrollar este tipo de funciones va a ser clave para su éxito” explican desde distintas agencias de empleo.

Sin embargo, uno de los problemas es la financiación de este tipo de formación, que no siempre es accesible con los ahorros puesto que la inflación está suponiendo un sobrecoste a las familias en sus economías mensuales.

Esto lo están notando en el comparador de LoanScouter, que está viviendo un crecimiento de tráfico en los últimos meses desde su plataforma en España. Se trata de toda esa gente que está planteándose la contratación de un préstamo como último recurso para poder llevar a cabo ciertos proyectos como el aprendizaje.

¿Qué hay que pensar a la hora de pedir un crédito para estudios?

En primer lugar, hay que plantearse si realmente es necesario hacerlo para poder financiar la formación. De ser así, hay una serie de recomendaciones que no deberían pasarse por alto.

  1. Calcular bien lo que se va a necesitar. En ocasiones no se trata solo del curso en sí sino de los recursos que se van a necesitar para poder llevarlo a buen término. Materiales, libros, conexiones…todo debe incluirse en ese primer presupuesto, incluso el precio de las tasas para conseguir las certificaciones o titulaciones.
  2. Intentar abaratar al máximo por otras vías la petición de dinero. Si se pueden conseguir algunos ingresos que hagan que el crédito sea menor, hay que optar por hacerlo. Cuanto menor sea el monto, menos problemas para devolverlo.
  3. Calcular bien el plazo de devolución. Algo que parece normal y que apenas se valora a la hora de contratar este tipo de financiación es, precisamente, el plazo para la devolución. En realidad cuanto más corto sea el plazo, menos intereses habrá que pagar. Pero debe pensarse bien para que tampoco suponga un problema el llegar a los montos que hay que ir devolviendo de forma continuada.
  4. Conocer a fondo cuáles serán los intereses aplicados en el propio préstamo. Tanto el interés por el precio del dinero como las comisiones de apertura o cierre deben tenerse en cuenta.
  5. Asumir que este tipo de crédito debe acabar rentando, en este caso, por un puesto de trabajo que de verdad mejore la calidad de vida y que suponga unos ingresos que permitan progresar de forma positiva en la vida.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra sigue buscando personal cualificado