• domingo, 21 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN

Manuel, el rey del pañuelo y la faja de San Fermín que lleva 50 años 'toreando' en Pamplona

El dueño del puesto se queja de los puestos de venta ilegal: "Venden más barato el mismo producto y no pagan al Ayuntamiento".

Manuel Lozano, en el centro de la imagen, con sus hijos Manuel y Sofía en su puesto de venta en Pamplona. Navarra.com
Manuel Lozano, en el centro de la imagen, con sus hijos Manuel y Sofía en su puesto de venta en Pamplona. Navarra.com

Manuel Lozano Muñoz es un vendedor ambulante histórico en Pamplona. Lleva 50 años acudiendo a las fiestas de San Fermín. Primero con su padre Manuel Lozano Avilés, y ahora con su hijo Manuel y su hija Sofía, que son la tercera generación de la familia.

La familia es de Córdoba y Manuel Lozano Muñoz lleva anudado al cuello un pañuelo rojo con el escudo del Córdoba CF, el equipo de su tierra. Su puesto está colocado en el arranque de la calle Olite junto a la Plaza de Toros. Muy cerca de algunos comercios que hemos conocido en nuestra sección de comercio local como la Caja Gastronómica o el bar del club Taurino.

"Llevo ya 50 años viniendo a San Fermín desde pequeño con mis padres, que antes vendíamos los carteles de la plaza de toros. Ahora viene mi hijo y mi hija y ya somos tres generaciones viniendo a Pamplona. Nos ponemos siempre por aquí en la misma zona porque mi padre vendía carteles y bombón helado y nosotros ayudábamos lo que podíamos", señala Manuel.

"Llevamos un montón de años y mientras vaya funcionado pues vendremos siempre. La venta va bien pese a que ha llovido dos días. La pena es la historia de la venta ilegal de productos típicos que no pagan nada al Ayuntamiento y a nosotros nos piden muchos requisitos. Ellos venden más barato el mismo producto y a nosotros nos perjudica", asegura el vendedor andaluz.

Lo que más se vende "es el pañuelo rojo y el fajín, lo de siempre. Algunos diseños de polo y escudos de Pamplona que los hago yo. No tenemos tiempo de preparar más cosas típicas porque la licencia nos la dan con poco margen de tiempo para preparar cosas más bonitas y cambiar de mercancia", afirma Manuel.

Se encuentran muy a gusto en las fiestas de Pamplona: "El ambiente es bueno, está bien. Hay bastante vigilancia y el tema de la gente cada año está más tranquila. No hay tanto ladrón como antes y la gente viene de otra manera. Es otra generación, más tranquila. Yo este año no he tenido ningun problema con nadie".

Están trabajando todo el día: "Estamos las 24 horas a piñón. Mi mujer está por la noche y yo por el día. Echamos doce horas cada uno. Montamos el día 5 y hasta la noche del 14", asegura Manuel.

"Pamplona siempre me ha salido rentable, aunque cada año va más justo. De momento sale rentable aunque te piden un montón de documentación y la pena es la falta de control de los ilegales", insiste Manuel Lozano.

En cuanto a los precios de sus productos, señala: "La gente no se queja. Sacamos nuestro margen. Cada vez viene más la gente de España para comprar como catalanes, valencianos, andaluces, además de extranjeros como italianos y alemanes".

"Llevo también casetas de tiro en las ferias de toda Andalucía. Antes hacíamos San Sebastián, Rentería y Guipuzcoa. También hacíamos Tudela y Estella, pero ahora solo hago Pamplona. Es la única feria que ahora mismo me compensa".

Asegura que el ambiente en Pamplona "es bueno y la gente es simpática, agradable. Como todos, cuando beben se descontrolan un poco, pero se sobrelleva y ya sé torear a todo el mundo", concluye Manuel Lozano Muñoz.

El puesto de venta de la familia de Manuel Lozano Muñoz durante los Sanfermines en Pamplona. Navarra.com
El puesto de venta de la familia de Manuel Lozano Muñoz durante los Sanfermines en Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Manuel, el rey del pañuelo y la faja de San Fermín que lleva 50 años 'toreando' en Pamplona