• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 19:02
 
 

SAN FERMÍN 2023

Francisco, incansable vendedor en San Fermín desde hace 30 años: "Hay menos borrachos que antes"

Asegura que el ambiente en la calle ha mejorado: "La gente se porta bien, es más educada y hay menos borrachos".

Francisco José Gómez Rosa, en el centro de la imagen, acompañado por David Carmona y Ayla Ezpeleta. Navarra.com
Francisco José Gómez Rosa, en el centro de la imagen, acompañado por David Carmona y Ayla Ezpeleta. Navarra.com

La Plaza de Toros de Pamplona en las fiestas de San Fermín marca el centro de la fiesta. Es la meta en el encierro matinal y el escenario de las corridas vespertinas del 6 al 14 de julio.

Alrededor de la Monumental pamplonesa se coloca un variado mercado de souvenirs en los nueve días de San Fermín, desde los 'top manta' hasta los puestos legales que cumplen la normativa del Ayuntamiento y pagan sus impuestos.

Hay dos puestos legales que cumplen la normativa y que disponen de una amplia carpa para colocar sus artículos a la venta para los clientes. Uno de ellos pertenece al cordobés Manolo Lozano Avilés que acumula 50 presencias familiares en San Fermín.

El segundo es el de Francisco José Gómez Rosa, de 65 años y natural de Malpartida de la Serena (Badajoz). Lleva 30 años trabajando, excepto los años de la pandemia, en San Fermín "con mi mujer (Ángela Gallego Nieto), mis tres hijos (Pedro, Ángel y Francisco), algunos trabajadores del pueblo y otros de Pamplona".

En cuanto a las ventas, asegura: "No es como hace diez o quince años. Son más flojas porque hay mucha más competencia. Vas ganando, vas luchando y ya está, como otro trabajo cualquiera. Antes era buena buena. Hace siete un ocho años que está bajando y cambiando. Es una fiesta más".

Lo que más se vende "es el pañuelo y el fajín. Luego el pantalón, la camisa y la sudadera que son los puntos más fuertes". No van a ningún otro pueblo de Navarra, pero San Fermín les atrae: "Estamos deseando venir. Nos gusta", afirma Francisco.

Lo más curioso del puesto es su ubicación, justo delante de la puerta grande de la Plaza de Toros de Pamplona en el arranque con la avenida de Roncesvalles: "Casi siempre nos ponemos aquí, desde hace muchos años. Mis hijos, además, tienen un puesto en Carlos III y otro en la Taconera".

Viajan por toda España. Desde el Rocío, Madrid, e incluso Portugal. Su horario en San Fermín es un no parar: "Los primeros días estamos las 24 horas sin cerrar, pero tras el fin de semana bajamos un poco y abrimos solo del Encierro hasta los Fuegos a las 12 de la noche", señala Francisco.

Francisco reconoce que las de Pamplona son unas fiestas muy especiales: "Me gusta mucho el ambiente de San Fermín. Es una de las fiestas que me gustan más. La gente se porta bien".

"La gente está más educada y más moderada. Hay menos borrachos que antes, que había muchísimos. Ahora tienes que aguantar algo, pero no mucho", señala el 'veterano' del puesto de souvenirs.

Llegaron a Pamplona el día 5 y se marcharán el 15 "tras descansar un poco. Tenemos un piso para dormir casi al final de la avenida de Carlos III porque aquí cerca del puesto está muy difícil", concluye Francisco.

El puesto de venta de souvenirs de San Fermín justo delante de la entrada principal de la plaza de Toros. Navarra.com
El puesto de venta de souvenirs de San Fermín justo delante de la entrada principal de la Plaza de Toros. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Francisco, incansable vendedor en San Fermín desde hace 30 años: "Hay menos borrachos que antes"