• viernes, 19 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Adiós a uno de los profesores más queridos de la Universidad de Navarra tras 45 años en las aulas

"Ser profesor es la mejor profesión del mundo. Si volviera a nacer, intentaría dedicarme a lo mismo”, aseguró en su despedida.

Jaime Nubiola, uno de los profesores más queridos de la Universidad de Navarra, se jubila. UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Jaime Nubiola, uno de los profesores más queridos de la Universidad de Navarra, se jubila. UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Colegas, discípulos, alumnos, familiares y amigos se reunieron en el Aula Magna de la Universidad de Navarra para rendir homenaje al profesor Jaime Nubiola, recientemente jubilado. Catedrático emérito de la Facultad de Filosofía y Letras, se despidió de las aulas del centro académico el pasado mes de abril, después de 45 años de trabajo.

El acto, presidido por la rectora, María Iraburu, comenzó con la lectura de una semblanza a cargo de Ángel Gómez-Montoro, director del Campus de la Universidad en Madrid, quien subrayó la “generosidad con la que Jaime siempre ha asumido los cargos en esta Universidad, mostrando una auténtica vocación de servicio”.

En su intervención, hizo referencia a una icónica fotografía en la que el profesor Nubiola aparece en el campus impartiendo clase y rodeado de alumnos: “Esa foto recoge en buena medida la esencia de la Universidad: jóvenes que aprenden del maestro, en un clima de confianza y de respeto, lo que este a su vez ha aprendido durante años de estudio e investigación”, señaló Gómez-Montoro.

Fernando Zalamea, filósofo y ensayista, repasó la trayectoria académica e investigadora del homenajeado, deteniéndose en las actividades que ha realizado en torno a la figura y pensamiento de Charles Sanders Peirce, de la que el profesor Nubiola es experto y al que ha dedicado gran parte de su investigación.

Por su parte, Paloma Pérez-Ilzarbe, subdirectora del departamento de Filosofía, presentó el libro “No somos islas. Homenaje al profesor Jaime Nubiola”, una obra de la que ha sido editora junto a Sara Barrena, Pablo Cobreros, e Izaskun Martínez, discípulos del profesor. Como explicó la profesora Pérez-Ilzarbe, “este libro es un modo de hacer visible la comunidad de pensamiento plural y abierta, pero estrechamente unida por intereses compartidos, que Jaime fue tejiendo durante su carrera profesional”.

Pasión y entusiasmo

Pablo Cobreros, vicedecano de Investigación y Posgrado, leyó unas palabras de Julia Pavón, decana de la Facultad de Filosofía y Letras, que no pudo asistir al acto. En ellas la decana agradeció al profesor Nubiola el haber ayudado durante tanto tiempo, a alumnos y profesores, a encaramarse a las fronteras, “esos lugares incómodos pero propios de quienes se levantan cada día para seguir construyendo y elaborando los más creativos recursos ante los paradigmas de nuestro mundo”.

“Durante mis 45 años de trabajo universitario no he hecho nada excepcional, sino simplemente lo que tenía que hacer, pero eso sí, con pasión y entusiasmo”, reconoció el homenajeado. Asimismo, dio las gracias a todas las personas que le han acompañado en este camino “y a Dios, que me ha regalado estupendos alumnos con ganas de aprender y un lugar maravilloso para trabajar como es la Universidad de Navarra”. El profesor Nubiola finalizó afirmando que “ser profesor es la mejor profesión del mundo. Con ella he disfrutado muchísimo, tanto en la docencia como en la investigación y en el servicio a la comunidad universitaria. Si volviera a nacer, intentaría dedicarme a lo mismo”.

El acto concluyó con la intervención de la rectora, María Iraburu, quien señaló que el paso de Jaime Nubiola por la Universidad ha estado marcado por “su apertura de mente, su capacidad de diálogo con el mundo contemporáneo, su cercanía con las personas, su pasión por la Universidad, y por su actitud para promover un verdadero Humanismo”. Asimismo, recordó que el profesor Nubiola ha sido “un maestro de los tres verbos que definen la verdadera actitud universitaria: leer, escribir y pensar; tres sendas humildes y poderosas que nos llevan tan lejos y nos permiten adentrarnos en lo importante”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Adiós a uno de los profesores más queridos de la Universidad de Navarra tras 45 años en las aulas