• jueves, 18 de julio de 2024
  • Actualizado 16:32
 
 

SOCIEDAD

El éxito del pamplonés Fermín con la fiesta de Halloween en su taller: "Nos vimos desbordados"

No esperaba la gran afluencia de público que tuvo para ver su espectáculo dedicado a los más pequeños de la casa.

Fermín Cano en su taller Autorrama en el barrio de Iturrama en Pamplona. Navarra.com
Fermín Cano en su taller Autorrama en el barrio de Iturrama en Pamplona. Navarra.com

El pamplonés Fermín Cano Goñi reunió este martes 31 de octubre a cientos de personas que deseaban ver el montaje de la fiesta de Halloween que realiza en su propio taller de coches Autorrama, situado en la calle Serafín Olave en el barrio de Iturrama en Pamplona.

El espectáculo tuvo tres horas de duración, de 17.30 a 20.30 horas, pero se quedó corto para el gran número de personas que acudió. "Hubo gente que hizo cola hasta hora y media en la acera que daba la vuelta a la esquina".

"Vinieron franceses y norteamericanos... Hubo dos personas ayudando en la entrada pero nos vimos desbordados. Hubo demasiada gente", asegura Fermín Cano mientras se dedica a recoger el montaje con sus empleados para dejar sitio a los vehículos del taller.

El montaje estaba hecho y previsto para los niños del barrio: "Esperas a los vecinos y a sus chavales. Muchas personas estuvieron esperando una hora u hora y media y no llegaron porque son tres horas y no da para más".

Este año habían colocado unos cabezudos, gigantes o kilikis en un jardín cercano "para derivar la afluencia de gente, pero nos vimos desbordados. Que haya un exceso es tan malo como que no venga nadie y lo que nunca quiero es molestar a los vecinos, pero no se puede gestionar completamente", afirma el dueño del taller de coches.

Fermín Cano señala que lo previsto salió bien, pero hubo algunos problemas: "Fuimos muy justos de tiempo solo con cinco días de antelación. El montaje era un poco más complejo y hubo algunas cosas como el audiovisual que no se pudo activar y lo eché en falta. Los niños ni se dieron cuenta porque se quedaron con el decorado".

Los comentarios que le han llegado del espectáculo son muy buenos: "El túnel del terror fue un éxito y la gente se lo pasó muy bien. Ya son cinco años creciendo. El año que viene en principio vamos a parar y a descansar un poquito", señala Fermín.

El trabajo previo ha resultado agotador: "La última noche la pasé trabajando sin dormir. He bajado seis kilos y creo que tengo que dosificar. Mi mujer me dice que tengo mucho trabajo durante el año y es tiempo que le quito a mi familia y hay que priorizar. La familia es lo primero".

Fermín Cano en su taller Autorrama en el barrio de Iturrama en Pamplona. Navarra.com
Fermín Cano en su taller Autorrama en el barrio de Iturrama en Pamplona. Navarra.com

El dueño del taller aclara que no busca publicidad para su taller de coches: "Reconozco que es publicidad pero no es mi objetivo. Durante todo el año el sector de los talleres estamos desbordados, colapsados y no damos a basto".

El taller lleva 40 años en el mismo sitio: "El objetivo es de agradecimiento y de cariño por una gran relación que tengo con los vecinos y porque me encanta lo audiovisual, aunque no voy a vivir de ello. Cumplo ese deseo y se mezclan varios motivos, pero para nada el motivo es publicitario".

Reconoce que el tema de Halloween se critica mucho por ser una moda americana, pero Fermín afirma que algo muy parecido se hacía que en Beriáin de siempre: "Es el Chinurri Minurri donde mi madre en Beriáin con los niños del pueblo recogían caramelos por las casas el día 1 de noviembre después de ir al cementerio", concluye Fermín Cano.

Fermín Cano en su taller Autorrama en el barrio de Iturrama en Pamplona. Navarra.com
Fermín Cano en su taller Autorrama en el barrio de Iturrama en Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El éxito del pamplonés Fermín con la fiesta de Halloween en su taller: "Nos vimos desbordados"