• domingo, 21 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

Virginia, de un pueblo de Navarra a Pamplona para abrir su tienda que cumple 35 años

"Me gusta el trato con la gente. Es muy gratificante. Hay que vender calidad, honestidad y tirar para adelante", asegura.

Virginia Sádaba en su frutería de la calle Serafín Olave en Pamplona. Navarra.com
Virginia Sádaba en su frutería de la calle Serafín Olave en Pamplona. Navarra.com

Virginia Sádaba Díaz de Rada es natural de Cárcar (Navarra). Tiene 55 años y desde 1988 ofrece a sus clientes fruta de calidad en la calle Serafín Olave 33 en el barrio de Iturrama de la capital navarra.

Está muy cerca de otros establecimientos que hemos conocido en esta sección de comercio local en Pamplona, como es el caso del taller de reparación de vehículo Autorrama, que ha sido noticia por su fiesta de Halloween para los más pequeños del barrio, o la peluquería de Fernando Rodrigo.

"Empecé con mis padres que eran agricultores, Miguel Sádaba de 89 años e Inmaculada Díaz de Rada que falleció con 73 años en 2010, y ahora con mi marido Jesús Mari Zabalza. De Cárcar me viene la afición por la verdura y la fruta".

Está en Pamplona "desde que abrimos la tienda en 1988. Tenía 19 años y hasta hoy. Muy contenta a pesar de lo difícil que está todo. Se sigue vendiendo. Es lo que me gusta hacer. Hay que vender calidad, honestidad y tirar para adelante".

Virginia asegura: "Me gusta el trato con la gente. Es muy gratificante, hasta que viene alguna que te toca la fibra un poco. Todo el mundo me conoce... A seguir porque me quedan diez años mínimo. Si hay salud aquí estaremos".

Acerca de la continuidad del negocio, señala: "No hay relevo. No me sigue nadie porque no tengo hijos". Su horario es el habitual del comercio local: "Aquí estoy de lunes a sábado y cierro los miércoles por la tarde para tener un poco de descanso".

Lo que más se vende "es la verdura de Navarra. Ahora en otoño e invierno la alcachofa, el cardo y la borraja, que también lo vendemos pelado ya que la gente no tiene tiempo o no tiene ganas.

La fruta  que vende Virginia igual es un poco más cara "pero merece la pena. La fruta la traemos de Calanda (Teruel) y de la Rioja donde hay peras y manzanas muy buenas. Valoramos la producción integrada que es un cultivo que está entre lo tradicional y lo ecológico".

Verdura preparada para la venta en la frutería Virginia de Pamplona. Navarra.com
Verdura preparada para la venta en la frutería Virginia de Pamplona. Navarra.com

Hay un poco de todo en la tienda: "El aceite, miel de Ujué, mermeladas, conservas vegetales de Cárcar, legumbres a granel y los clientes que pregunten siempre de dónde vienen las cosas.

"No es lo mismo un kilo de lentejas de León que un kilo de lentejas que pone Luengo y son de California. Si son de aquí, es mucho mejor para todos", asegura Virginia..

Los clientes le dicen "que está todo muy caro, pero si el producto es bueno repiten como el tomate rosa de Artajona. La mandarina y la naranja la traigo de Castellón y los plátanos siempre de Canarias".

La competencia es grande con las fruterías que están abriendo extranjeros en Pamplona: "Nosotros somos fruteros y sabemos de lo que hablamos. No tiene nada que ver con otras fruterías que llevan extranjeros. Me ha tocado ver que no sabían lo que era una manzana reineta".

La frutería de Virginia ha recibido el premio al frutero del mes de abril de 2023 de la asociación de fruteros Zespri "Nos hemos juntado 52 fruterías selectas de España en una asociación".

Es un club de fruteros "para poner en valor nuestro trabajo. A la gente le aconsejamos, le damos recetas y es una pena porque en los telediarios solo salimos con noticias de lo cara que está la fruta", concluye Virginia Sádaba.

Fachada de la frutería Virginia en la calle Serafín Olave de Pamplona. Navarra.com
Fachada de la frutería Virginia en la calle Serafín Olave de Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Virginia, de un pueblo de Navarra a Pamplona para abrir su tienda que cumple 35 años