• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN

La 'espantada' de Pocholo en San Fermín, que terminó en Pamplona con graves incidentes

Se cumplen ahora 20 años de la anunciada presencia del personaje adicto a programas 'rosa' en la Plaza del Castillo.

Pocholo Martínez Bordiu. Europa Press Reportajes / Europa Press.
José María Martínez Bordiu, 'Pocholo'. Europa Press Reportajes / Europa Press.

José María Martínez Bordiú 'Pocholo' es uno de los 'famosos' que han acudido a las fiestas de San Fermín. Este aristócrata y empresario madrileño, sobrino de Cristóbal Martínez Bordiú, yerno del dictador Francisco Franco, se ha convertido desde hace décadas en un personaje mediático adicto a programas 'rosa' en diferentes televisiones.

'Pocholo' fue muy popular a partir del año 2003 tras su participación en los reality shows 'Hotel Glam' de Tele5 y 'Aventura en África en Antena3. Su comportamiento excéntrico le convirtió en una celebridad y los bares de la Plaza del Castillo en Pamplona le contrataron para San Fermín.

El objetivo era que pinchara discos de su último album "Dios salve a las vacas Ya to2 nosotros" a eso de las once de la noche en un escenario colocado en el centro de la Plaza del Castillo. Su 'caché' entonces era de uons 9.000 euros, aunque tratándose de un acto promocional fue algo inferior.

'Pocholo' llegó a Pamplona el 7 de julio de 2003 a las 18,50 horas en avión desde Madrid, con una camiseta naranja y un pañuelo rojo al cuello. Nada más bajarse del avión fue recibido por los pamploneses en el aeropuerto de Noáin, donde repartó besos y saludos a sus admiradoras.

"Si hay que correr el encierro, pues lo correré. Yo me atrevo con todo" señaló. Después se montó en su caravana que le esperaba en la puerta del aeropuerto y que quiso meter en la Plaza del Castillo, pero no lo consiguió.

Comentó que era la primera vez que iba a estar en Sanfermines porque en verano siempre le toca trabajar en Ibiza y que tan sólo había venido a Pamplona para visitar a familiares ingresados en la Clínica Universitaria.

Pocholo se alojó en el hotel Tres Reyes. Hizo dos visitas rápidas el martes 8 de julio. La primera al plató de Canal 4 situado en el Paseo de Sarasate y diez minutos más tarde estaba en el plató de Canal 6 en la avenida de Carlos III para promocionar su visita.

Cenó el martes 8, día de su actuación, en un restaurante de Zizur Menor con todo su equipo de producción y estuvo allí hasta las 4 de la mañana. No apareció por la Plaza del Castillo y el miércoles por la mañana se fue a Barcelona en su caravana para tomar un vuelo a Ibiza y promocionar su disco.

Los problemas fueron importantes para los organizadores que esperaban su presencia a las 23 horas en el kiosko de la Plaza del Castillo. Unas 3.000 personas se reunieron para ver a Pocholo al grito de "Mucho Pocho, Mucho Pocho, eh".

Tras dos horas de espera, el público se enfadó. El resultado final fue una lluvia de botellas, sillas y huevos contra el quiosco, tres hombres heridos por cortes, una mesa de mezclas estropeada por valor de unos 12.000 euros, discos rotos y la decepción de los seguidores.

Producciones Bross y Vale Music, organizadores de la actuación, señalaron a la prensa navarra: "Cuando por fin iba a salir, sobre la una de la mañana, la policía nos informó de que estaban tirando botellas y que había grupos contrarios al espectáculo que querían hacer boicot, así que lo retrasamos. Al final lo suspendimos porque el tumulto iba a más".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La 'espantada' de Pocholo en San Fermín, que terminó en Pamplona con graves incidentes