• viernes, 19 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Los deliciosos platos caseros de un restaurante que brillan en un pueblo de Navarra

El inicio de este negocio se remonta al año 1900 y, ahora, cuatro generaciones después, es la familia Argarate la que mantiene viva la tradición de este bonito restaurante.

Imagen del pueblo de Lecároz en el Valle del Baztán. Ksarasola
Imagen del pueblo de Lecároz en el Valle del Baztán. Ksarasola

En Navarra se encuentran numerosas joyas escondidas entre sus pueblos y preciosos valles. Entre los Pirineos y los verdes valles se encuentra el bonito pueblo de Lecároz, un lugar del mágico Valle del Baztán donde eclipsarse con sus calles adoquinadas, atmósfera tranquila  y casas de piedra. 

Este pueblo es una escapada perfecta desde la capital de Navarra, se ubica a aproximadamente 40 kilómetros al norte de Pamplona. Se puede tomar una rota desde la N-121-A donde en Oronoz, se deberá coger el desvío y continuar por la N-121-B. 

Una vez en el pueblo, te encontrarás calles empedradas que te invitan a dar un paseo tranquilo, admirando las casas de piedra con detalles arquitectónicos que revelan siglos de historia

Una parada obligatoria es el Restaurante Etxebertzeko Borda, un lugar rodeado de plena naturaleza con bosques frondosos y regatas cristalinas. El inicio de este negocio, según cuentan en su página web, se remonta al año 1900 cuando Vicenta Ezkurra y Manex Mihura daban de comer a las gentes del lugar. Ahora, cuatro generaciones después, es la familia Argarate la que mantiene viva la tradición de este bonito restaurante. 

El Restaurante Etxebertzeko Borda cuenta con un comedor para 65 comensales y es el lugar ideal para comer auténtica comida casera y tradicional de la zona. Destaca sus truchas con jamón, criadas en su propia piscifactoría, el cordero al chilindrón o la cuajada con "kixkil-urrin" quemada a la piedra. Cuenta con carta y con posibilidad de menús especiales. 

Además de poder disfrutar de la comida auténtica, desde el Etxebertzeko Borda se puede visitar el Molino "Infernuko Erreka", la regata del Infierno. 

Imagen de Lekaroz en el Valle de Baztán en Navarra. Valledebaztan.com
Imagen de Lecároz en el Valle de Baztán en Navarra. Valledebaztan.com

Erigido en la era carlista, este molino desempeñó un papel vital al proveer harina a los soldados de la zona. Durante la Guerra Civil, operó de manera clandestina, siendo el único en funcionamiento en la región. A lo largo de los años, el molino compartió su historia con la Villa de Echalar y el Valle de Baztán, languideciendo en el abandono y la ruina.

No obstante, en el año 2000, la familia Argarate, mediante una minuciosa restauración, revivió el edificio y su entorno, convirtiéndolo en un destacado punto de interés cultural e histórico.

Además de visitar estos lugares de interés, en el corazón de Lecároz, se encuentra una joya histórica que ha dejado una profunda huella en la comunidad local: el Colegio Capuchino. Fundado a fines del siglo XIX, el 22 de abril de 1888, este centro educativo surgió con la noble vocación de ser el "Seminario Seráfico Capuchino para las misiones de España y ultramar".

Desde sus inicios, el Colegio Capuchino mantuvo un compromiso incansable con la cultura y la educación. En 1898, amplió su oferta académica al introducir programas de Bachillerato y Comercio, compartiendo sus instalaciones con seminaristas.

Durante la Guerra Civil, se transformó en hospital, brindando atención vital. En 1941, se convirtió en externado, y a fines de 1962, un devastador incendio aceleró la construcción de un nuevo edificio que se completó en 1967.

Sin embargo, la disminución de frailes capuchinos que pudieran continuar su labor llevó al cierre del colegio. A finales de los años ochenta, el Gobierno de Navarra adquirió el edificio y lo transformó en un instituto que atiende a la comunidad de Baztán y sus alrededores. El Colegio Capuchino de Lecároz, con su enriquecedora historia y adaptación, sigue siendo un pilar importante de la identidad de la región.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los deliciosos platos caseros de un restaurante que brillan en un pueblo de Navarra