• martes, 23 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SUCESOS

Un juez manda a la cárcel a uno de los inquilinos del conflictivo 'narcopiso' de Pamplona

La Policía Municipal de Pamplona confirma que se utilizaba como punto de venta y también como drogódromo para los clientes que compraban droga.

Coches patrulla en la calle Monasterio Viejo de San Pedro, en el pamplonés barrio de la Rochapea. POLICÍA MUNICIPAL DE PAMPLONA
Coches patrulla en la calle Monasterio Viejo de San Pedro, en el pamplonés barrio de la Rochapea. POLICÍA MUNICIPAL DE PAMPLONA

Había sido denunciado en docenas de ocasiones por los vecinos. Incluso hubo una reyerta en su interior hace unos meses, lo que llevó a los vecinos del barrio a convocar una concentración de repulsa y a denunciar la permisividad del Ayuntamiento. Por algo le llamaban el 'narcopiso' de Pamplona.

Entraba y salía gente a cualquier hora, algunos con droga, otros con síntomas evidentes de haberse drogado. Los vecinos ya no podía más. Un juez autorizó este sábado una operación, y ha terminado enviando a prisión a uno de los inquilinos detenidos en la operación.

Y es que, según informa la Policía Municipal de Pamplona, este sábado se llevó a cabo una operación antidroga en la que una mujer de 47 años y un hombre de 39 han fueron detenidos en un piso de la calle Monasterio Viejo de San Pedro, en Pamplona, acusadas de un delito de tráfico de drogas.

El Grupo de Investigación del cuerpo policial inició una investigación debido a "continuas quejas" por parte de los vecinos relacionadas con problemas de convivencia por molestias y ruidos en dicho piso, y con sospechas de que se pudiera estar vendiendo sustancias estupefacientes.

Tras comprobar que anteriormente a estas quejas se había intervenido por diversos problemas en ese lugar, la primera semana de febrero se estableció un dispositivo formado por miembros de la Brigada de Policía Judicial - Grupo de Investigación y la Brigada de Proximidad.

Durante todo el mes de febrero se identificó a varias personas tras ver cómo accedían y salían de un inmueble de la calle Monasterio Viejo de San Pedro. En todas las ocasiones, tras la identificación fueron interceptadas distintas cantidades de droga. Estas circunstancias se fueron sucediendo la mayoría de los días y a cualquier hora.

Los policías que se encontraban realizando la vigilancia "observaron el trasiego en ese domicilio, generando con ello molestias a los vecinos" ya que en ocasiones acababan "discutiendo por las citas entre los presuntos compradores y los inquilinos del piso citado".

Además, en determinados momentos los presuntos compradores tardaban "bastante tiempo en abandonar el piso, no portando nada cuando se iban", si bien los policías comprobaban que habían consumido en el lugar sustancias "por el estado que presentaban".

Por todo ello, el 8 de marzo se solicitó al juez de Instrucción nº 4 de Pamplona autorización para la entrada y registro del domicilio. El sábado día 9, en presencia de la letrada de la administración de justicia se procedió a la entrada, registro y detención de las dos personas que vivían en el lugar.

En el registro se vio un "alto grado" de indicadores del consumo de estupefacientes en la vivienda, al localizar pipas para esnifar, cucharas con restos de sustancias, útiles de preparación y una botella de agua con una pipa para fumar la 'base' de la cocaína. También había evidencias que denotaban el tráfico de drogas.

Al varón, que contaba con varios antecedentes en distintas policías, se le imputan un delito contra la salud pública, 3 órdenes de detención y personación en el Juzgado, quebrantamiento de medida cautelar, y una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión.

A la mujer, a la que también le constaban varios antecedentes, se le imputa un delito contra la salud pública, y pesa sobre ella una orden de detención y personación emitida por el juzgado.

Una vez finalizadas, las correspondientes diligencias se dieron traslado al Juzgado de Guardia junto a los detenidos, ordenando el ingreso en prisión del detenido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un juez manda a la cárcel a uno de los inquilinos del conflictivo 'narcopiso' de Pamplona