• sábado, 15 de junio de 2024
  • Actualizado 12:44
 
 

COMERCIO LOCAL

La panadera de Pamplona que se ha ganado el cariño de los vecinos de su barrio

Lleva 24 años en la capital navarra: "Llevamos mucho tiempo aquí y la gente del barrio nos ha acogido muy bien", asegura.

Maritza Soto Ramón en la panadería Soto en el barrio de La Milagrosa en Pamplona. Navarra.com
Maritza Soto Ramón con empanadas de queso y pan de bono en la panadería Soto en el barrio de La Milagrosa en Pamplona. Navarra.com

Maritza Soto Ramón y su padre, Miguel Alonso Soto Sarango, son las dos personas que gestionan una de las panaderías de mayor éxito en el barrio de la Milagrosa en Pamplona.

La panadería pastelería Soto está situada en la calle Manuel de Falla 8 y hace esquina con una pequeña plaza que se ha convertido en peatonal, en la confluencia de las calles Río Araxes y Río Urrobi. Está muy cerca de otros establecimientos que hemos conocido en la capital navarra.

Como es el caso, por ejemplo, de la peluquería París que dirige Najib Ez Zaher, o de la taberna Albeniz que está a punto de cumplir 40 años en la misma calle Isaac Albeniz.

Maritza Soto Ramón tiene 38 años y es natural de Ecuador, pero lleva 24 años en Pamplona "desde que tenía quince años" y su padre lleva más de treinta en Pamplona "cuando aún estaba la peseta". También tiene otro hermano en Pamplona, David, "que abrió en Villava su primera panadería cafetería". 

Su padre es panadero y repostero desde que estaba en su país: "Mis padres siempre han tenido panadería en Ecuador y como hay bastante gente latina aquí pensaron en abrir un negocio para que se conozca el producto de nuestro país".

"Buscamos un local. Vi este local. Me pareció súper bien. Está muy céntrico en el barrio y empezamos en 2018. Nos cogió la pandemia, pero aquí estamos luchando. La verdad es que no nos podemos quejar. Hemos tenido éxito en los pasteles y en la elaboración del pan. Le gusta a muchísima gente y hablan muy bien de la panadería", asegura Maritza.

Siempre hay mucha gente en el interior y en la terraza: "Vienen a desayunar, merendar o almorzar. Es un sitio acogedor con terraza en una plaza peatonal. En verano lo aprovechamos muy bien. Mi padre trabaja en el obrador y yo me dedico a la atención al cliente en la barra".

La especialidad de la casa "son los tamales y los ricos panes que son las empanadas de queso. Aquí le llaman bollería y en nuestro país es pan rellenado", asegura Maritza.

"Nuestro producto, no es porque sea hija de mi padre, pero es bastante bueno. Todo lo que vendemos es de buena calidad y todo es pan del día fresco. En internet y en redes sociales hay muy buenos comentarios de la panadería, pero la publicidad importante es el boca a boca de la gente".

Están muy contentos en Pamplona: "Llevamos mucho tiempo aquí. La gente nos ha acogido bastante bien y el barrio nos ha tratado bien. Tengo clientes de todo tipo, latinoamericanos, de Pamplona y de otros países. Me gusta de Pamplona que la gente es muy amable, es bastante tranquila, agradable, y las fiestas de San Fermín que son muy bonitas".

Interior de la panadería Soto en la calle Manuel de Falla 8 de pamplona. Navarra.com
Interior de la panadería Soto en la calle Manuel de Falla 8 de Pamplona. Navarra.com

El único problema es que apenas pueden volver a Ecuador: "Mi padre y yo llevamos muchos años sin irnos a nuestro país. Es difícil dejar esto. Es imposible porque tendríamos que cerrar la tienda al haber tanta competencia.

La oferta de productos es muy interesante y venden un poco de todo: "cafés, infusiones, arepas, chocolate a la taza, tamales. Los ricos batidos de fruta tropical que son los que más se venden con leche, con agua o con lo que le guste a la gente, además de bollería y barras de pan.

Trabajaron en el bar restaurante Casa Otano, que cerró hace pocas fechas: Los hermanos de mi padre y yo trabajamos muchos años allí desde que llegaron a Pamplona. Más de diez años".

"Yo estuve con ellos unos siete años en el hostal y ayudante de cocina. Tengo muy buen recuerdo del Otano. Se trabajaba muy bien y era bastante agradable. Me da pena que hayan cerrado", concluye Maritza.

Fachada de la panadería Soto en la calle Manuel de Falla 8 de Pamplona. Navarra.com
Fachada de la panadería Soto en la calle Manuel de Falla 8 de Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La panadera de Pamplona que se ha ganado el cariño de los vecinos de su barrio