• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 13:54
 
 

COMERCIO LOCAL

El triste cierre de un negocio centenario en un pueblo de Navarra: "Nada es para siempre"

Lo que más tirón tenía "son los talonarios y pequeñas cosas como tarjetas de todo tipo, comerciales, de visita, abonos de piscinas y carteles", aseguran.

Vicente Garbayo sostiene una fotografía antigua con su familia en la imprenta Garbayo de Estella. Navarra.com
Vicente Garbayo sostiene una fotografía antigua con su familia en la imprenta Garbayo de Estella. Navarra.com

La imprenta más antigua de Navarra cerró sus puertas por jubilación hace apenas dos semanas. Una noticia que anunciaban con dos carteles colocados en uno de los escaparates: 'Cese de actividad por jubilación' y 'Nada es para siempre'.

La Imprenta Garbayo estaba situada actualmente en la esquina del Paseo de la Inmaculada con la calle escultor Imberto 4 de Estella. Está muy cerca de otros comercios que hemos conocido en esta seccióncomo la pastelería Mayorquina o la peluquería Paca que también ha cumplido cien años.

Se fundó en 1915 de la mano de Gaudencio Garbayo Munilla, natural de San Adrián. Al fallecer Gaudencio en 1960 le sucedieron dos de sus hijos: Emilio y Luis Garbayo Llanos y desde 1977 está en la actual ubicación. Posteriormente, se incorporaron al negocio los dos hijos de Emilio y Luis, José Ángel y Vicente Garbayo.

El nieto de Gaudencio, Vicente Garbayo, es el que ha dirigido el negocio en los últimos años. Este mes de mayo cumplió los 65 años y se jubila: "Los padres ya se jubilaron, mi primo José Ángel Garbayo también y me he quedado yo solo. No hay relevo en la familia".

"Me da pena porque no me importaría seguir, pero la vida tiene unas etapas que hay que seguir. Tengo una hija estudiando y no hay intención, pero para vivir una familia da perfectamente".

Han trabajado desde los 18 años en la imprenta: "Desde la tipografía tradicional con tipos, la impresión con máquinas mecánicas, el offset que fue una revolución y ahora el digital", aseguró Vicente Garbayo en una entrevista a Navarra.com hace unos meses.

"Hacíamos las tres vertientes, aunque la tradicional es muy residual. Guardamos los tipos, los cajetines, los chivaletes de madera, algún taburete antiguo por un tema sentimental", asegura Vicente Garbayo.

"Hemos hecho de todo, desde una esquela, carteles, talonarios, sobres, folletos... y hay diversidad pero ya no es tanto el volumen que hace como antes", afirma el último propietario de la imprenta.

Lo que más tirón tenía "son los talonarios y pequeñas cosas como tarjetas de todo tipo, comerciales, de visita, abonos de piscinas, carteles, folletos, tarjetas de boda y de presentación.

"Es muy diverso. Hemos hecho desde un pequeño encargo hasta dípticos. Actualmente éramos la más antigua de Navarra", asegura Vicente Garbayo.

Interior de la imprenta Garbayo en Estella. Navarra.com
Interior de la imprenta Garbayo en Estella. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El triste cierre de un negocio centenario en un pueblo de Navarra: "Nada es para siempre"