• martes, 23 de julio de 2024
  • Actualizado 13:57
 
 

OSASUNA

Los 3.000 cromos de Osasuna de un padre y un hijo de Pamplona: "Los buscamos por Internet"

Desde la temporada 1924 y hasta la más actual, Jesús y Mateo García poseen cromos curiosos y diferentes a los que estamos acostumbrados.

Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA
Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA

Tener hasta 3.000 cromos de Osasuna es una tarea complicada pero no imposible. Jesús García Gazólaz y Mateo García, padre e hijo, llevan ya más de 5 años coleccionando cromos de todas las temporadas de los rojillos en Primera División. 

Todo comenzó de forma inocente, Mateo, que tiene 15 años, coleccionaba de más pequeño cromos como todos los niños y después los llevaba al patio del colegio para intercambiarlos. Conforme van pasando de curso, los intereses en el patio ya no son los mismos, por eso dejó de llevarlos.

Sin embargo, sí que tenía un cierto interés por seguir coleccionando, así que su padre y él se pusieron a tratar de coleccionar todos los posibles sobre la historia de Osasuna.

“La primera gran indagación es saber qué se ha editado porque con los cromos más modernos lo tienes más fácil. En internet hay dos grandes coleccionistas que llevan 20 años haciendo un catálogo online con todas las series de los cromos, es como la Biblia”, detalla Jesús García. Ahora, Panini tiene el monopolio de los cromos actuales pero en los años anteriores, había muchas editoriales. “Esas editoriales sacaban muchas series, incluso las marcas comerciales les encargaban series especiales”, explica el coleccionista. 

A eso se le suma que incluso sacaban cromos especiales por comunidad, por lo que otros niños de fuera no se enteraban de esa venta. Ahora, Panini se encargaba de distribuir hasta el último kiosko del último pueblo de España. 

Padre e hijo comparten esta pasión por el coleccionismo y el osasunismo, llevan ya coleccionados unos 3.000 cromos. Conseguirlos no siempre es fácil. “Usamos portales de venta o grupos de redes sociales como Facebook e Instagram, que son muy activos. También está Ebay, Todocolección o Wallapop”. 

Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA
Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA

Jesús y Mateo tienen en su poder el primer cromo de Osasuna que se editó en 1923-24. “Lo encontramos en Todocolección, nos costó dar con el porque nos dimos cuenta que era la escena de un partido contra el Terrassa, es una semifinal del Campeonato de España. Nos costó enterarnos porque era complicado saber si era de Osasuna”, cuentan. Sí que pudieron comprobarlo a través de la hemeroteca donde lo pudieron confirmar. 

Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA
Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA

Para la entrevista, padre e hijo trajeron un archivador con los cromos colocados por orden cronológico y una carpeta donde había cromos guardados en pequeñas bolsas de plástico. “No ocupan nada, no es un coleccionismo de echarte de casa”, comentan entre risas

Sin contar con el primer cromo de Osasuna, tienen otros también muy curiosos. Mientras su padre explicaba, Mateo García pasa los plásticos con cuidado conociéndose a la perfección el lugar de cada uno. “Tenemos de cuando se inauguró La Liga, otros incluso con la Laureada, del año 1941, que en esa época tenía que ser así”, confiesa. 

Sí que poseen una serie de cromos de una temporada que son completamente diferentes a los otros. La cabeza de los jugadores, en vez de estar en proporción con el cuerpo, es de grandes dimensiones, como unos cabezones.

Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA
Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA

Otra curiosa serie es la de la temporada 1953-54. "Son escenas de todos los partidos de Osasuna, cada uno de los encuentros, con los nombres de los jugadores y una breve descripción", detalla el arqueólogo. También, Jesús y Mateo coleccionan errores, hay cromos en los que los nombres o fotos están confundidos, rarezas que son curiosas ahora

Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA
Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA

Los 3.000 cromos no están pegados por su parte trasera adhesivas, sino que están intactos y colocados con unas pequeñas bolsas de plástico. "No fue fácil encontrarlas porque son las típicas de cuando se usaban en los albumes de fotos. Somos un poco pijos, coleccionamos cromos que estén sin pegar", cuenta entre risas. 

CROMOS ESTADOUNIDENSES

Entre los cromos antiguos de Osasuna tienen también los modernos. Cuentan además con los cromos que está editando Panini en Estados Unidos y que son únicos en el mundo. "Son cromos que tienen tiradas muy cortas o solo se vende uno de cada. Los estadounidenses tienen mucha tradición con el béisbol, pero ahora se están pasando al fútbol europeo", detalla.

Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA
Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA

La realidad de estos cromos es que la impresión y serigrafía es mucho más llamativa, también el grosor, que es mucho mayor. Aunque comprarlos en Estados Unidos no supondría un coste muy elevado, traerlos a España sí. "Está el problema de los aranceles, impuestos y la importación. En España igual te gastas 50 euros en una caja con sobres que te vienen 300 cromos. Allá, una caja en la que pueden venir 75 cromos te cuesta 250 dólares y te tiene que salir el cromo de Osasuna". 

Así, suelen realizar una compra al por menor, que tampoco sale barata al ser más exclusiva. "Estamos tratando de conseguir un contacto que pueda ir comprando los cromos y los envíe como particular". confiesa. 

Otra diferencia con los cromos convencionales de España es que los de Estados Unidos no editan toda la plantilla, sino que hacen una selección de los jugadores más mediáticos. "De esos jugadores sacan varias variedades de cada jugador. Por ejemplo, Kike García con el fondo naranja, azul, u otro color...Son cromos muy exclusivos y atractivos", añade. 

LA HISTORIA DE OSASUNA

Aunque cuentan con 3.000 cromos de Osasuna desde la temporada 1924, no representan la historia al completo. "En los años que ha estado en Segunda División y en Tercera no hay cromos, desde la temporada 1963 y hasta 1980 no hay. Aunque ahora mismo puede haber unos 4.000 cromos de Osasuna", dice Jesús García. Equipos que han estado toda su vida en Primera División y con más historia, puede ser que haya hasta 15.000 cromos. 

Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA
Jesús García y su hijo Mateo García, que tienen la mayor colección de cromos del mundo de Osasuna. PABLO LASAOSA

También, se nota en la evolución de los cromos, cómo hasta 1984 no hay ningún jugador extranjero en la plantilla del equipo. "El primer extranjero que tuvo Osasuna fue Michael Pedersen. Antes había más jugador local y tener extranjeros era más exótico ya que solo se podía tener dos o tres".

SU PRIMERA EXPOSICIÓN 

En el mes de febrero Jesús y Mateo expusieron por primera vez en el Museo de Castejón sus cromos de Osasuna. “Trabajo como arqueólogo y cuando construyeron el museo me tocó montar todo y tengo mucha relación con ellos. Estaban encantados de tener una exposición como esta”, detalla Jesús. 

A la exposición acudieron ex jugadores de Osasuna como Cruchaga, Oriol Riera y Javier Vicuña, un gran aficionado de la arqueología y conocedor de los cromos de Osasuna. “Nos contaba que en un cromo sale con la equipación roja porque fueron a jugar a Barcelona y les robaron del vestuario las camisetas y les tuvieron que dejar unas”, relata. Aunque algunos de los ex jugadores no son fanáticos de este mundo, sí que aprovechaban para sacarse selfies con sus caras plasmadas en los cromos. 

La exposición de cromos de Osasuna en el Museo de Castejón. Cedida.
La exposición de cromos de Osasuna en el Museo de Castejón. Cedida.

Esta exposición les costó prepararla durante todas las tardes del mes anterior y aunque Mateo tenga 15 años y no haya vivido la gran parte de la historia de Osasuna, sí que ha aprendido a raíz de este hobbie. "En la exposición, que tenía un hilo cronológico, hicimos unos paneles con información. Mateo se encargaba de los hitos deportivos de los diferentes años y seleccionaba a los jugadores que han marcado esa época", explica su padre. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los 3.000 cromos de Osasuna de un padre y un hijo de Pamplona: "Los buscamos por Internet"