• miércoles, 29 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

El asador de la cuenca de Pamplona que cambia su día de descanso por un motivo especial

Combina la propuesta de sidrería con el resto de su carta, en la que destacan platos elaborados con verduras de su propia huerta.

Un chuletón partido en un plato. Facebook La Sidrería Asador Martintxo.
Un chuletón partido y servido en un plato. Facebook La Sidrería Asador Martintxo.

Un conocido asador de la cuenca de Pamplona ha decidido cambiar su día de descanso por un motivo especial. Se trata de una excepción a la regla, que ha decidido hacerla pública en sus redes sociales.

Se trata del famoso asador Martintxo, situado en la localidad navarra de Zizur Menor. Un local que es famoso por su carnes a la brasa, y donde Osasuna habitualmente organiza la comida con los medios informativos en las fechas previas a la Navidad.

"Como ya sabéis, hace unos meses que cerramos los miércoles por descanso semanal. Pero haremos una excepción: El miércoles 1 de mayo La Sidrería Asador Martintxo abrirá con su horario habitual. Esa semana cerraremos el martes 30 de abril para tomarnos nuestro muy merecido descanso semanal", aseguran en sus redes sociales.

El Martintxo se acerca a los 50 años de vida que cumplirá en 2027. La historia de este asador arranca en los setenta del pasado siglo, cuando Martín Jesús Elía Ansa (conocido por todos como Martintxo) decidió cambiar su negocio de panadería y convertirlo en un asador-sidrería.

Martín aprendió del restaurante Julián de Tolosa, que fue uno de los de mayor éxito en el País Vasco y fue pionero en ofrecer un menú de asador en el que se incluían espárragos, cogollos de Tudela y pimientos del piquillo.

Martintxo inaugura su asador en 1977, conservando el horno de leña de la panadería para asar a fuego lento cabritos, corderos y gorrines. Martín se encargaba de la cocina. En 1982 el ánimo emprendedor de Martintxo le lleva a abrir, en la planta baja de su casa, La Sidrería.

Este asador compatibiliza la propuesta de sidrería con el resto de su carta, en la que destacan platos elaborados con verduras de su propia huerta, corderos, cabritos, gorrín y sus famosos chuletones, pescados y mariscos.

La estrella del asador es el chuletón, pero muchas personas se decantan por el pescado salvaje o el marisco, especialmente en Navidad. Un género de primera calidad que consiguen directamente en puertos y lonjas, para comerlas tras pasar por la parrilla.

Martín Jesús Elía Ansa falleció el 9 de noviembre de 2019 a los 82 años, pero nos ha dejado un lugar especial para el disfrute de nuestra gastronomía. Casado con María Concepción Ayerra, tuvieron siete hijos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El asador de la cuenca de Pamplona que cambia su día de descanso por un motivo especial