• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 15:34
 
 

SOCIEDAD

El comité de Volkswagen Navarra tira la toalla con la planta de baterías y toma medidas para el empleo

Desde el comité centran ya los esfuerzos en mantener el empleo para los años 2024 y 2025, que se esperan especialmente duros. 

Concentración del Comité de Empresa de Volkswagen Navarra con la lectura y la posterior firma de un manifiesto en apoyo al futuro del sector del automóvil en la comunidad foral, frente a la puerta principal de la fábrica en Landaben. IÑIGO ALZUGARAY
Imagen de archivo de una concentración del Comité de Empresa de Volkswagen Navarra. IÑIGO ALZUGARAY / ARCHIVO

El comité de empresa de Volkswagen Navarra ya da por hecho que no habrá planta de baterías dentro de la factoría de Landaben. Ahora encamina sus pasos a garantizar el empleo durante 2024 y 2025, años que se esperan especialmente duros. 

El presidente del comité de empresa de Volkswagen Navarra, Alfredo Morales, ha señalado este viernes que "todas las noticias que nos llegan" van en la dirección de que finalmente el grupo automovilístico no instalará una fábrica de baterías en su recinto de Landaben y encargará el suministro a Hyundai. "Esa es la realidad", ha asegurado Alfredo Morales, en declaraciones a Europa Press.

El presidente del comité de empresa ha asegurado que "ahora estamos centrados en negociar y acordar con la dirección de la empresa un convenio colectivo" que permita afrontar "este bache que vamos a pasar en los años 2024 y 2025 -por la bajada del volumen de venta y la transición al vehículo eléctrico- y garantizar la empleabilidad a partir de 2026".

Alfredo Morales ha reconocido que "la fábrica de baterías hubiera sido algo muy importante para nuestra planta y para nuestro proyecto industrial". "Sigo pensando que es un error que la fábrica este a 8 kilómetros de nuestra planta", ha lamentado.

En todo caso, ha insistido en que "ahora nuestro objetivo es garantizar la empleabilidad para los años 2024 y 2025 de la manera más sostenible posible", después de que este jueves se constituyera la mesa negociadora del convenio colectivo.

Alfredo Morales ha explicado que en 2024 y 2025 se espera un "bache" por la reconversión de la fábrica para la producción del vehículo eléctrico, lo cual ha destacado como "positivo", y por una menor previsión de volúmenes de venta en el mercado, lo cual ha calificado como "menos positivo".

El presidente del comité ha valorado que se hayan emprendido ya las negociaciones del convenio colectivo. "Ya en 2024 hay una bajada de producción y hay que poner en marcha medidas que amortigüen el impacto. Vendrán semanas y días muy intensos para acordar lo que necesitamos", ha asegurado.

A pesar de todo esto, Volkswagen Navarra todavía no tiene confirmación oficial de que la surcoreana Hyundai Mobis se vaya a encargar del ensamblaje de baterías para la planta de Pamplona, han informado a EFE fuentes de la empresa.

El pasado 11 de agosto, Hyundai Mobis informó de que proveerá a Volkswagen las baterías de sus vehículos eléctricos y el 25 de agosto la dirección de Navarra confirmó a los trabajadores que hay "un proveedor nominado o asignado" para realizar el trabajo de ensamblaje de celdas de baterías para Landaben, aunque todavía no se ha firmado ningún contrato.

Tras señalar que en Volkswagen Navarra no hay confirmación oficial de que Hyundai Mobis se vaya a hacer cargo de ese proceso, previsiblemente en una nueva planta ubicada en la Comunidad foral, las fuentes de la empresa consultadas han indicado que "desde el minuto uno", ese componente se ha considerado "material de compra" a proveedores, como el cockpit, los asientos o las ruedas.

La dirección del grupo alemán en Wolfsburg, han añadido, pidió en su momento a Volkswagen Navarra un estudio sobre la viabilidad de hacer el ensamblaje de baterías en la propia fábrica, como sí se hará en la planta de Martorell, y en Landaben siguen a la espera de una respuesta oficial.

Si el proceso se lleva a cabo en Martorell pero no en Pamplona, han apuntado, sería "una decisión del Grupo" y "Wolfsburg tendría que explicarse".

Desde la empresa han indicado por otra parte que no van comentar las declaraciones de este jueves del presidente de UPN, Javier Esparza, quien auguró que la plantilla de Volkswagen Navarra va a quedar reducida a la mitad y, según "cómo vayan las cosas", puede ser vendida a Hyundai Kia. "No se van a hacer comentarios de lo que dicen los políticos", han asegurado desde la empresa.

La factoría pamplonesa está asimismo a la espera de la decisión que se adopte en Bruselas sobre la normativa Euro 7, que regula las emisiones contaminantes de los vehículos en Europa y cuya implementación es clave para el abordaje y planificación por parte de la industria de la transición hacia el vehículo eléctrico.

La idea inicial de la Comisión Europea era la entrada en vigor del Euro 7 el próximo 1 de julio de 2025 para pequeños vehículos y el 1 de julio de 2027 para vehículos pesados, aunque estos plazos podrían flexibilizarse.

De ser así, la producción de los modelos Polo y Taigo en Volkswagen Navarra podría prolongarse unos meses más.

Volkswagen Navarra ha constituido además este jueves la mesa negociadora del X Convenio Colectivo y la próxima semana será la primera reunión negociadora.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El comité de Volkswagen Navarra tira la toalla con la planta de baterías y toma medidas para el empleo