• lunes, 15 de julio de 2024
  • Actualizado 17:24
 
 

SOCIEDAD

La drástica decisión que pone en peligro el futuro de una empresa de 300 trabajadores en Navarra

La empresa recibió una inyección de seis millones de euros hace sólo unos meses por parte de Sodena.

Carrocerías de autobuses realizadas por la empresa Sunsundegui. GOBIERNO DE NAVARRA
Carrocerías de autobuses realizadas por la empresa Sunsundegui. GOBIERNO DE NAVARRA

La multinacional sueca Volvo Buses ha decidido dar marcha atrás al acuerdo con Sunsundegui para fabricar en Alsasua dos de sus modelos de última generación. La decisión ha caído como un jarro de agua fría en la comarca de la Sakana, puesto que hace sólo dos meses, Volvo había ratificado su decisión de fabricar sus nuevos modelos en Alsasua, pero este miércoles se ha conocido la nueva y drástica decisión que siembra de dudas el futuro de la fábrica y, por tanto, del empleo en la zona.

Para tratar de calmar los nervios, el consejero de Industria del Gobierno de Navarra, Mikel Irujo, ha asegurado que Volvo "mantiene su relación comercial" y su "compromiso de aumentar la carga de trabajo", a pesar de que la fábrica de Alsasua no fabricará los modelos 9700 y 9900 debido a su "delicada" situación financiera.

Irujo ha destacado que "el papel y el compromiso del Gobierno de Navarra es acompañar a Sunsundegui en la situación delicada en la que se encuentra actualmente". Según ha indicado, "lo que nos traslada a la empresa es que Volvo mantiene su relación comercial con Sunsundegui" y su "compromiso de aumentar la carga de trabajo, lo que garantiza la viabilidad de la empresa".

Además, ha destacado que "los problemas en la cadena de montaje que se produjeron durante los últimos meses de 2023, así como inicios de 2024, están ya solventados y, según nos dice la propia empresa, actualmente la fábrica produce seis autobuses por semana".

Por otro lado, ha reconocido que "la situación financiera sigue siendo muy delicada y, por este motivo, Sunsundegui ha estado manteniendo conversaciones con Volvo para suspender la producción de los modelos 9700 y 9900 porque suponen una necesidad de inversión considerable y, en vista de esta situación financiera, se considera más oportuno suspender esta fabricación de los nuevos modelos".

El mensaje tranquilizador del consejero ha sido contestado por el Partido Popular de Navarra con una solicitud de comparecencia  para que explique "la situación en este nuevo escenario que se plantea y para conocer de primera mano qué implicaciones reales tendrá está decisión”.

Según su portavoz, Maribel García Malo, "hay muchos puestos de trabajo en juego, es un asunto delicado y queremos ser prudentes, pero todo apunta a un cambio de escenario muy significativo y necesitamos saber cómo afectará esto al futuro de la planta” explica desde el PPN.

“Precisamente en abril desde el Parlamento de Navarra se aprobó una nueva inyección económica de seis millones a través de un préstamo de Sodena para asegurar la viabilidad del proyecto de carrozado de buses para Volvo. Al ver que ahora deciden de mutuo acuerdo suspender la fabricación de los dos nuevos modelos de autobús en Sunsundegui nos preocupa que, aunque se mantenga la relación comercial, la situación financiera siga siendo delicada y no nos gustaría que se tomasen decisiones perjudiciales para su futuro y el del empleo de los trabajadores” concluye la parlamentaria del PPN.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La drástica decisión que pone en peligro el futuro de una empresa de 300 trabajadores en Navarra