• miércoles, 17 de julio de 2024
  • Actualizado 21:37
 
 

SOCIEDAD

Las novedades de la ITV en Navarra que desconocías: así cambia la revisión de tu coche

Se trata de algunas cuestiones que hasta diciembre no se observaban y que desde ahora tendrás que asegurarte de que funcionan adecuadamente.

Centro Oficial de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en Noáin (01). IÑIGO ALZUGARAY
Centro Oficial de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en Noáin. ÍÑIGO ALZUGARAY

Desde este año 2023, la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) ha introducido algunas novedades en el control de los turismos. Se trata de algunas cuestiones que hasta diciembre no se observaban y que desde ahora tendrás que asegurarte de que funcionan adecuadamente en tu coche si no quieres que te echen la revisión atrás.

En Navarra, el servicio de ITV se presta por una concesión administrativa a cargo de dos empresas: Revisiones de Navarra, SA y TÜV Rheinland Ibérica, S.A. que tienen centros en Noáin, Peralta, Tudela, Estella, Sangüesa y Cordovilla la primera y en  Pamplona, Arbizu, Santesteban y Huarte la segunda. 

La principal novedad es una prueba de emisiones, a través del sistema OBD, “On Board Diagnostic” o “Diagnóstico a Bordo”, por el que se hace un monitoreo de los distintos dispositivos del vehículo, incluido el motor. Con esta prueba, se obtiene un análisis completo y fiable del nivel de emisiones del coche.

Aunque inicialmente se había previsto para su examen desde comienzos de año, la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la ITV (AECA) ha asegurado que no será hasta el mes de mayo cuando comiencen a comprobarse las emisiones a través del dispositivo OBD.

Asimismo, han explicado que no todos los vehículos tendrán la obligación de someterse a esta prueba, sino que se aplicará sólo a los turismos matriculados a partir del 1 de enero de 2011, y a las furgonetas matriculadas con posterioridad al 1 de enero de 2014.

Además, este año 2023 serán llamados a su primera revisión los coches matriculados en 2018. Estos vehículos, por normativa europea, vienen ya equipados con el sistema eCall, a través del cual se realiza automática o manualmente, accionando un botón, una llamada gratuita de emergencia al 112 cuando se produce un siniestro vial grave. En concreto se trata de un dispositivo que deben incluir todos los nuevos modelos de automóvil homologados desde marzo de 2018.

Una tercera novedad en las inspecciones técnicas este 2023 es que las estaciones de ITV empezarán a recoger información sobre el consumo de los vehículos matriculados a partir del 1 de enero del 2021, aunque para ello es necesario que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo desarrolle los procedimientos de comprobación y recogida de datos de estos sistemas para ser realizados por las estaciones ITV.

Desde AECA han considerado “de gran importancia la inclusión de la comprobación del eCall en las inspecciones técnicas de vehículos puesto que su correcto funcionamiento reducirá el número de víctimas mortales en la UE, así como la gravedad de las lesiones causadas por los siniestros viales, gracias al rápido aviso a los servicios de urgencia”, ha asegurado Guillermo Magaz, director gerente de la asociación.

Por su parte, también han mostrado su apoyo en la recopilación de datos sobre consumos reales de los vehículos, obligatorio de acuerdo a la legislación europea, y, cuya información servirá para establecer estrategias sobre movilidad y emisiones contaminantes en la Unión Europea.

¿Qué se comprueba en la ITV?

Una vez aclarados los cambios que entrarán en vigor a partir de mayo de este año, desde AECA-ITV recuerdan que el Manual de Procedimiento de Inspección de ITV vigente a día de hoy contempla que, una vez llega el vehículo a la estación, se cumplan los siguientes pasos:

Se comprueba la identificación del vehículo. La marca, el modelo, el número de bastidor y la matrícula del vehículo deben coincidir con los indicados en la documentación del mismo.

Luego se procede a revisar el acondicionamiento exterior, la carrocería y el chasis.

Se comprueba que las lunas y parabrisas no presenten roturas o modificaciones que afecten al campo visual del conductor; así como que los limpia y lavaparabrisas funcionen correctamente y que el número de espejos retrovisores sean los necesarios, además de su estado y sus fijaciones.

Posteriormente se observa el acondicionamiento interior del vehículo, comprobando asientos, carrocería y cinturones de seguridad.

Luego se pasa a comprobar el apartado de alumbrado y señalización, se realiza la prueba de emisiones contaminantes, los dispositivos de frenado, la dirección, los ejes, ruedas, neumáticos y suspensión; así como el motor y transmisión.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las novedades de la ITV en Navarra que desconocías: así cambia la revisión de tu coche