• jueves, 30 de mayo de 2024
  • Actualizado 18:44
 
 

COMERCIO LOCAL

La cafetería de Pamplona que se convierte en un clásico después de 40 años de vida

Se trata de un bar cafetería situado en un lugar estratégico en los bajos de la Torre de Huarte, en la esquina entre el barrio de Iturrama, la Vuelta del Castillo y la Casa de Misericordia.

Miao atiende en la barra de la cafetería Amabella en Pamplona. Navarra.com
Miao atiende en la barra de la cafetería Amabella en Pamplona. Navarra.com

Hay algunos locales de Pamplona que se han convertido en la referencia de un barrio. Abiertos hace décadas, son los clásicos de una zona de la capital navarra que no se entendería igual sin ellos.

Es el caso por ejemplo de un bar cafetería que está situado en un lugar estratégico en los bajos de la Torre de Huarte, en la esquina entre el barrio de Iturrama, la Vuelta del Castillo y la Casa de Misericordia. Muy cerca de otros establecimientos que hemos conocido en esta sección de comercio local.

'El Amabella', como se le conoce popularmente, abrió sus puertas en febrero de 1983 de la mano de Ángel Mauleón Luquin, natural de Arróniz. Durante varios años organizó un concurso literario de rutas e itinerarios por Navarra con un premio de nada menos que 125.000 pesetas de los años 1986 a 1988 que entregaba en la misma cafetería.

Por si fuera poco, el mismo dueño del bar organizaba también un viaje en autobús para conocer el recorrido e itinerario que resultaba ganador en cada concurso y editaba un pequeño folleto donde explicaba los lugares más significativos del viaje.

La cafetería Amabella recibió en el año 1999 una mención honorífica en la semana del pincho de Navarra, organizada por la Asociación de empresarios de hostelería de Navarra, por su mouse de roquefort con caviar y salmón.

Es un local al que le caracteriza desde siempre su barra central circular, sus pequeños reservados, los contrastes en blanco y negro y los ventanales en arco que fue algo muy innovador en sus inicios. La mayor novedad en los últimos años es la ampliación de la terraza que le ha dado mucha vida.

Desde poco antes de la pandemia lo regenta un matrimonio de la zona sureste de China formado por Miao y Liao, que mantienen la carta de platos combinados, hamburguesas, bocadillos y picoteos de siempre.

Miao nos ha explicado: "Llevo en este bar desde 2019. Estoy contenta porque Pamplona es tranquilo para vivir y trabajar, no como Barcelona o Madrid con mucho tráfico. Para vivir es muy cómodo".

Fachada de la cafetería Amabella en la vuelta del Castillo 3 en Pamplona. Navarra.com
Fachada de la cafetería Amabella en la vuelta del Castillo 3 en Pamplona. Navarra.com

"Tengo tres hijos que estudian en Pamplona pero nacieron en Galicia. Cuando llegamos a España estuvimos en Vigo con un bazar durante ocho años. Luego en otro bar en Pamplona entre 2016 y 2018. Más tarde un año en Barcelona y vuelta a Pamplona", asegura Miao.

En cuanto a la cafetería Amabella, asegura: "No tengo menú del día. Hay bocadillos, hamburguesas, platos combinados, pinchos. También café, cervezas y refrescos. Vienen los de la escuela de peluquería que está muy cerca", afirma.

Sobre los clientes del bar, la hostelera cuenta que la gran mayoría es gente mayor: "Hay más gente mayor que joven porque viene gente que jugaba a cartas en el bar Amanecer que ha cerrado, y la terraza que da mucha vida". Además, la cafetería Amabella dispone en su interior de tres televisiones "para los partidos de fútbol de Osasuna".

Interior de la cafetería Amabella en Pamplona. Navarra.com
Interior de la cafetería Amabella en Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La cafetería de Pamplona que se convierte en un clásico después de 40 años de vida