• domingo, 21 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

Los seis hermanos que llevan 35 años vendiendo cortinas en Pamplona: "La onda perfecta está de moda"

El negocio abrió sus puertas en 1988 y dispone del mayor y más moderno taller propio de fabricación de toda Navarra.

Cortinas Percol en la avenida de Zaragoza 65 de Pamplona. Navarra.com
Carmen Pérez Colomo en cortinas Percol en la avenida de Zaragoza 65 de Pamplona. Navarra.com

Hay una tienda de cortinas que se ha convertido en un clásico de Pamplona ofreciendo sus mejores productos a los vecinos de uno de los barrios más populares de la capital navarra. Es una empresa familiar que comenzó su andadura en 1988.

Está muy cerca de otros establecimientos que hemos conocido en esta sección de comercio local en Pamplona, como es el caso de la frutería Palacios en la avenida de Zaragoza o de la taberna Albéniz en la calle Manuel de Falla.

Se trata de la tienda Percol, situada en el número 65 de la avenida de Zaragoza. Es un local especializado en cortinas, ya sean venecianas, verticales, plisadas, estores paquetto, mosquiteras, enrollables, paneles, etc.

Un detalle que llama la atención es que los propietarios son seis hermanos: Javier, Kiko, Mila, José Luis, Carmen y Pilar, hijos del matrimonio formado por Evelia Colomo Suescun y Conrado Pérez Munárriz, procedentes de Larraga.

El nombre de Percol viene de los dos apellidos de los hermanos que son dueños de la empresa, Pérez Colomo. Su oferta se amplía desde hace ya tiempo también con artículos de hogar como fundas nórdicas, edredones, colchas, juegos de cama, alfombras, tapicería y lencería hogar. 

Además, Percol dispone del mayor y más moderno taller propio de fabricación de Navarra situado en la calle Río Cidacos de Pamplona. Es un local de 400 metros cuadrados, equipado con catorce máquinas industriales como una cortadora automática y una planchadora industrial.

Carmen Pérez Colomo es una de los seis hermanos dueños de la empresa: "De los seis trabajan cuatro porque hay dos que se van a jubilar en breve. Se montó la empresa familiar junto con mi madre que falleció hace dos años", asegura.

"Mi padre era sastre y teníamos una pañería en Larraga. A raíz de esa tienda haciendo números decidimos montar esta empresa hace 35 años, cuando casi no conocíamos este mundo y aprendimos muchas cosas. Hicimos una obra sencilla para abrirla y hace 23 años la renovamos por completo", indica Carmen.

Venden cortinas de forma genérica, "aunque ahora el mercado está muy enfocado al tema técnico que también lo trabajamos. Son tejidos técnicos que no son de tela. Son las cortinas que no se lavan", explica.

Cortinas Percol en la avenida de Zaragoza 65 de Pamplona. Navarra.com
Cortinas Percol en la avenida de Zaragoza 65 de Pamplona. Navarra.com

Lo que más se vende ahora "es la cortina onda perfecta que está de moda, los estores de tela, la cortina vertical, los estores enrollables manuales y motorizados, la cortina nueva noche y día que tiene dos posiciones donde en una se ve y en la otra no", comenta Carmen.

Trabajan con los clientes de toda la vida, del barrio "y mucho con empresas, con entidades como el Gobierno de Navarra, la seguridad social y muchísimas empresas privadas que contactan por medio de la página web que tenemos disponible en internet".

Además, Percol dispone de un taller propio "donde hacemos todo tipo de telas, pero no el tema técnico que se pide al fabricante. Trabajamos también para alguna otra tienda", explica Carmen.

Reconoce que la empresa "marcha bien. Hay altibajos. En septiembre por el tema de colegios y gastos igual está mas tranquilo. La gente en Pamplona vive al día. Hay más gente a primeros de mes y menos al final", concluye Carmen Pérez Colomo.

Cortinas Percol en la avenida de Zaragoza 65 de Pamplona. Navarra.com
Cortinas Percol en la avenida de Zaragoza 65 de Pamplona. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los seis hermanos que llevan 35 años vendiendo cortinas en Pamplona: "La onda perfecta está de moda"